JORNADA 7 ( 02/09/2011 )

RESUCITANDO MUERTOS

 

La Real Sociedad cae ante el Athletic en Anoeta en un partido que tuvo dos
partes, una para cada equipo. Llorente hizo doblete para el equipo de Bielsa,
Iñigo Martínez marcó el gol del empate a uno desde campo propio. Montanier
reaccionó tarde y los cambios no ayudaron al equipo. Fernández Borbalán no quiso
ver dos penaltis consecutivos por derribo sobre Iñigo Martínez y mano de Gurpegi
clara con el 0-1.

 

El derbi vasco cayó del lado visitante. El Athletic Club, que todavía no
sabía lo que era ganar en esta liga, resucitó a costa de una Real Sociedad que
falló a la hora de cubrir a los atacantes vizcaínos. No es que el Athletic fuera
completamente superior, que no lo fue, sino que jugó a ráfagas y aprovechó dos
de los cuatro chispazos que tuvo a lo largo de todo el partido para llevarse los
tres puntos.

El duelo tuvo dos partes bien diferenciadas: un inicio fulgurante del
Athletic, que presionó, robó y combinó a placer ante una endeble Real, que no
reaccionó hasta pasado el primer cuarto de hora; y una segunda parte en la que
la Real dominó tuvo ocasiones de gol, pero se vió frenada tras empatar por el
gol de Fernando Llorente en otra jugada aislada de los de Bielsa. Hasta el final
la Real lo intentó pero quedó en un quiero y no puedo.

El encuentro se presentaba lleno de incertidumbres. Por una parte, el
Athletic llegaba cuestionado por su mal juego y mala racha de resultados en el
inicio de la liga; por otra, la Real buscaba resarcirse de la derrota ante el
Mallorca la pasada semana, en la que fue merecedora de algo más. Estos dos
aspectos y el aliciente de un derbi, un partido siempre diferente, ponían la sal
y la pimienta al partido.

 

                                   La Real no jugó cómoda

 

Sin embargo, la cosa no resultó como se esperaba. Con el inicio del partido
el Athletic pasó a presionar de manera que la Real no jugó cómoda. No es que el
Athletic desplegara un gran juego, pero con una presión avanzada y balones
largos para la carrera de Llorente, Gabilondo, Susaeta y Muniain, pusieron en
jaque a la defensa de la Real, que volvió a salir muy adelantada. Así, en el
primer minuto, Bravo salvó un mano a mano y Llorente estrelló un balón al
palo.

A la Real le costó encontrar su espacio en el terreno de juego. Ni Mariga, ni
Illarramendi, ni Zurutuza podían con la presión de la línea de medios del
Athletic, que de forma asfixiante no permitía a la Real realizar su juego. No
fue hasta pasado el primer cuarto de hora cuando la Real empezó a quitarse de
encima dicha presión y a desplegar su juego. De todas formas, las ocasiones no
llegaban.

Fue tras una de las pocas jugadas de ataque del equipo txui urdin, cuando
llegó la contra letal que desembocó en el primer gol del partido. Con la defensa
descolocada De Marcos cabalgó por banda derecha, mandó un pase raso a Llorente
que cogió la espalda a los centrales y batió a Bravo.

Hasta el descanso la Real no reaccionó. La posesión de la pelota siguió
siendo del Athletic, y sólo una jugada aislada de Prieto, desaparecido casi todo
el partido, terminó en un centro al corazon del área al que no llegó Agirretxe.
La primera parte tocó a su fin con una Real gris.

Golazo y dos posibles penaltis

 

En la reanudación las tornas parecieron cambiar. La Real salió en busca del
empate, mientras el Athletic trató d conservar su ventaja, con el hándicap de
que el cansancio acumulado tras jornada UEFA, comenzaba a aparecer. Zurutuza
avisó primero con un disparo desde fuera del área, antes de que llegaran las dos
jugadas polémicas del encuentro. Corría el nueve de juego, cuando Iñigo Martínez
entró en el área y fue derribado delante de Fernández Borbalán, que miró a otro
lado. La jugada continuó y en el disparo desde fuera del área, Gurpegui sacó el
brazo y desvió la pelota. El colegiado tampoco decretó pena máxima.

La Real se levantó de ese golpe que pudo suponer el empate. Además, de golpe
y plumazo, Javi Martínez tuvo que abandonar lesionado el terreno de juego, y
Bielsa aprovechó, asimismo, para ejecutar el segundo cambio. Aurtenetxe y San
José entraron en el terreno de juego. Entre tanto, en el banquillo de Montanier
apenas había movimiento.

Fue en el momento menos esperado, y cuando la Real trataba de hacer algo de
ruido, cuando llegó el gol de la jornada, y seguramente el mejor de la
temporada. Iñigo Martínez cogió una pelota en defensa, levantó la cabeza, vio a
Iraizoz adelantado y desde más allá del centro del campo marcó un golazo para
empatar y provocar el despertar total de la Real. Los donostiarras, tras el gol,
pudieron ponerse por delante, pero el poste y una gran parada de Iraizoz a un
cabezazo de Agirretxe evitaron que la Real volteara el marcador cuando más lo
merecía.

El rumbo del partido parecía haber cambiado y Anoeta aguardaba el momento en
el que la Real marcara el segundo. Sin embargo, una nueva jugada a la contra del
Athletic, calcada a la del primero gol, terminó en un centro de Iturraspe por la
izquierda que Llorente remató tras ganar la espalda, una vez más, a los dos
centrales de la Real. Fue todo un mazazo de agua fría.

 

                                      Cambios tarde

 

Hasta el final la Real no pudo volver al ritmo de partido que había impuesto
antes del gol de Llorente. Con varios jugadores txuri urdin completamente
fundidos, el banquillo no se movió. La grada insistió a Montainer una y otra vez
que sacara a Llorente, pero el entrenador francés decidió dar entrada a Sarpong.
¡Era el minuto 77! El Holandes volvió a desaprovechar la oportunidad de jugar
unos minutos. No corrió, no luchó y sólo dejó un pase al espacio no aprovechado
por Prieto.

La Real comenzaba a necesitar un milagro y Montanier decidió hacer caso al
público. Pero era demasiado tarde. Llorente saltó al césped por Griezmann en el
minuto 82, casi sin tiempo. La Real se echó al ataque y el Athletic aprovechó
esos nervios para robar balones e intentar matar el partido. Toquero y Llorente
lo pudieron hacer, pero el partido terminó sin ocasión clara final para el
empate de la Real.

Ficha técnica



 



1.- Real Sociedad: Bravo; Carlos Martínez, Demidov, Iñigo
Martínez, De la Bella; Illarramendi, Xabi Prieto, Griezmann (Joseba Llorente,
min.82), Mariga, Zurutuza (Sarpong, min. 78); Agirretxe.

 

2.-Athletic de Bilbao: Iraizoz; Iraola, Javi Martínez (San
José, min. 61), Amorebieta, Aurtenetxe; Gurpegi, Susaeta (Toquero, min. 87), De
Marcos, Muniain, Gabilondo (Iturraspe, min. 58); Fernando Llorente.

 

Árbitro: Fernández Borbalán (Andalucía). Amonestaciones a
Illarramendi, Iraola, Gurpegi, Susaeta y Amorebieta.

Goles: 0-1, min. 33: Fernando Llorente. 1-1, min. 59: Iñigo
Martínez. 1-2, min. 70: Fernando Llorente.

Incidencias: Unos 29.000 aficionados en el estadio de
Anoeta. Notable presencia de seguidores del Athletic de Bilbao. Javi Martínez se
retiró en camilla tras un encontronazo en el área con Iñigo Martínez.