JORNADA 2 ( 13/09/2010 )

ULLOA IMPIDE EN EL NOVENTA QUE LA REAL DUERMA COLIDER

Un gol de Ulloa en el último minuto dejó a los realistas sin el premio de sumar los tres puntos. Tamudo y Sutil fueron los goleadores de la Real. El primer gol del Almería no debió subir al marcador por fuera de juego de Piatti.

Sensaciones contrariadas, una contradicción en si es lo que se le ha podido quedar al aficionado txuri urdin tras el partido de Almería. Cara de tonto por una parte, al ver que el gol de Ulloa dejaba el partido en tablas en el último minuto, pero buen sabor de boca, por otra, por el juego y la entrega desplegada por el equipo de Martín Lasarte.

Explicarlo no es nada fácil. Porque, atendiendo a la estadística del partido la Real no tuvo apenas la posesión de la pelota, pero ello no quiso decir, tampoco, que fuera inferior al Almería. El planteamiento del técnico uruguayo consistió en dar el balón al rival y tratar de cazarlo en jugadas directas y rápidas, con presión a la salida del balón del equipo almeriense, con Zurutuza, Rivas y Aranburu como perros de presa. Y no le salió mal el plan a Martín Lasarte, ya que se puso primero por delante en el marcador, y aunque perdió la ventaja en diez minutos, no se vino abajo, siguió creyendo en lo que hacía y se fue al descanso con ventaja.

La idea y el esquema del equipo no ha cambiado con respecto a la temporada pasada. Lo único es que en el retorno a la máxima categoría, la Real ha llegado con ganas de romper y de no encerrarse ante nadie; sin miedo alguno, como si no se hubiera ido nunca de la categoría. Así, el once inicial, con la salvedad de Llorente que no viajó aquejado de una lumbalgia, no varió respecto al que hace quince días derrotó en el primer partido de liga al Villarreal: Bravo en portería; Carlos Martínez, Ansotegi, Mikel González y De la Bella en defensa; Rivas y Aranburu como pivotes; Sutil y Xabi Prieto abiertos en las bandas; Zurutuza de enganche y Tamudo como único delantero.

En frente estaba el Almería de Juanma Lillo, un viejo conocido que, valga la redundancia, conoce muy bien a esta Real Sociedad, no en vano 13 hombres de la actual plantilla estuvieron a su servicio hace dos temporadas. El entrenador tolosarra dispuso sobre el terreno de juego un trabajado 3-4-3 con Diego Alves en portería; Macedo, Acasiete y Ortiz en defensa; Valeri y Bernardello en el centro del campo, auxiliados en banda por M'bami y Vargas; y una línea de tres arriba compuesta por Piatti, Goitom y Crusat.

                       Bonita primera parte.

 

El encuentro arrancó con dos equipos ordenados sobre el terreno de juego que no querían precipitarse de ninguna de las maneras. El Almería buscaba tener más el balón, mientras que la Real cada vez que disponía del mismo trataba de llegar de forma más directa a las posiciones de Tamudo y Zurutuza, a través de Xabi Prieto y, sobre todo, de Paco Sutil, con un fútbol eficaz.

Así, en el minuto 7 de juego, Zurutuza sumó fuerzas a ese ataque, para en una buena contra, poner un centro al segundo palo donde Tamudo de cabeza marcó el primero del partido. El gol del delantero catalán dejó a las claras que no ha perdido el olfato goleador.

La Real trató de irse arriba, pero la alegría le duró apenas 13 minutos. El Almería, tampoco renunció a seguir haciendo su fútbol y continuó teniendo la posesión de la pelota para buscar internadas y pases a los espacios de la defensa de la Real para crear peligro. De este modo, llegó el gol del empate. Piatti aprovechó un pase a la espalda de Carlos Martínez, que estuvo lento de reflejos y batió a Claudio Bravo. El gol no debería haber subido al marcador, ya que Piatti se encontraba en fuera de juego.

Tras el empate, lejos de venirse abajo, la Real siguió a lo suyo. La posesión de la pelota, mediado el primer tiempo (63%Almería, 37%Real) no hacía justicia a lo que se estaba viendo sobre el terreno de juego. Los donostiarras siguieron tratando de destruir el juego de los de Lillo, para buscar balones arriba con los que crear peligro. Gracias a la labor de Rivas y Mikel Aranburu, la Real recuperaba balones en el centro del campo. Fruto de una gran presión sobre la salida de balón rival, Mikel Aranburu robó un balón en campo contrario, vio a Sutil que se internaba por el centro y con un buen pase le dejó al jienense solo delante de Diego Alves. Sutil no dudó y batió al meta brasileño estableciendo el 1-2 con el que se llegó al descanso.

Ulloa aguó la fiesta.

En la reanudación la Real, que en los instantes finales de la primera parte titubeó, volvió a ejercer la presión asfixiante que tan buen resultado le había dado. Fruto de ese trabajo Sutil pudo matar el partido en dos ocasiones, pero se cegó de balón y no vio ni a Tamudo ni a Xabi prieto en el minuto 15, y tampoco acertó con el disparo en el 16, tras lo cual fue sustituido por Griezmann.

Viendo que el partido no variaba, Juanma Lillo optó por el cambio de sistema. Introdujo a Ulloa para buscar más balones aéreos y, más tarde a Corona para dar más velocidad al juego por banda. Sin embargo la defensa de la Real seguía estando sólida. Zurutuza, visiblemente cansado, fue sustituido por Viguera, sin que el planteamiento de Martín Lasarte variara lo más mínimo.

El encuentro continuó por los mismos derroteros. Crusat, Piatti y Corona trataban de hacer daño por bandas a la Real que esperaba y trataba de salir a la contra. La posesión seguía siendo del equipo local, aunque la Real pudo sentenciar el encuentro a ocho minutos del final: Griezmann mandó un disparo a la cruceta.

Ya con el Almería volcado al ataque, Lasarte optó por quitar del terreno de juego a Tamudo para dar entrada a Markel y buscar la contención del centro del campo. Todo parecía controlado, pero en un centro llegado desde la lejanía en la banda izquierda, Ulloa bajó un balón con una maestría increible para definir de forma magistral y anotar el gol del empate. Era el minuto noventa. La Real se dejaba dos puntos tras acariciar el triunfo en un partido bonito, intenso y muy serio por parte de los txuri urdin.


2 - Almería: Diego Alves; Michel Macedo, Santi Acasiete, Juanma Ortiz; Modeste M''Bami, Bernardello, Fabián Vargas (Ulloa, m. 57), Valeri (Corona, m. 72); Piatti, Crusat y Goitom (Ortiz Bernal, m. 83).

2 - Real Sociedad: Bravo; Carlos Martínez, Mikel González, Ansotegi, De la Bella; Rivas, Aranburu; Xavi Prieto, Zurutuza (Viguera, m. 76), Sutil (Griezmann, m. 64) y Tamudo (Markel, m. 86).

Goles: 0-1, m.7: Tamudo. 1-1, m. 20: Piatti. 1-2, m.32: Sutil. 2-2, m.91: Ulloa.

Árbitro: Iglesias Villanueva, del colegio gallego. Amonestó a los locales Juanma Ortiz, Corona y a los visitantes Mikel González y Rivas.

Incidencias: partido correspondiente a la segunda jornada del Campeonato de Liga BBVA, disputado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos de Almería.