JORNADA 34 ( 25/04/2010 )

VALIOSO EMPATE

Una mejorada versión de la Real Sociedad fuera de casa saca un valioso punto ante el Cartagena. El colegiado Teixeira Vitienes condicionó el choque expulsando a Mikel Aranburu.

Los bares de Gipuzkoa atestados de gente. Doce en punto del mediodía. La Real juega en Cartagena, un rival directo en la pelea por regresar a primera división. Todos a verlas venir. La racha negativa de más de tres meses sin ganar fuera de casa pesa. La pregunta en todas las mentes, la siguiente: ¿Qué Real nos vamos a encontrar?

Saltan los dos equipos al terreno de juego del Cartagonova. La Real completamente de rojo. Primera sorpresa, Riesgo ha ganado la batalla por la titularidad esta semana, ante la previsible vuelta de Zubikarai tras cumplir un partido de sanción. Segunda novedad; Nsue por Griezmann. De nuevo el mallorquín a banda; una vez más no hay cambio de sistema, por mucho que se hubiera especulado toda la semana con esa posibilidad.

El resto, lo habitual: Carlos Martínez, Ansotegi, Mikel González y De la Bella en defensa; Rivas y Aranburu en el doble pivote; Xabi prieto en banda derecha; Zurutuza de enganche, y Agirretxe en punta. Lasarte se olvidó de experimentos ante un duelo tan importante y trascendente como el de Cartagena. Esta vez acertó. El equipo mostró otra cara, jugó mucho más cómodo, se adelantó en el marcador, y un despiste defensivo le costó el empate. Ni con la expulsión de Mikel Aranburu por doble amarilla – la segunda injusta a todas luces – el equipo renunció a irse arriba. Lo intentó, y visto lo visto, y teniendo en cuenta que tuvo que jugar con diez casi toda la segunda mitad, el punto es bueno. Ahora sólo queda refrendarlo con una victoria en casa ante el Rayo.

En frente estuvo un Cartagena muy bien armado, ordenado, que sufrió cuando la Real tuvo la pelota, pero que jugó muy bien sus cartas en ataque, hasta el punto de achuchar en varias ocasiones la portería de Asier Riesgo, que tuvo que hacer alguna intervención de mérito. Los cartaginenses saltaron al césped con Rubén en portería, Exposito, Etxeita, Chus Herrero y Signorino en defensa; Mariano y Falcón en el doble pivote; De Lucas y Lafuente en bandas, y Victor y Toché en punta.

 

                                                        Gol tempranero.

Las cosas no pudieron comenzar de mejor manera para la Real. Los donostiarras lograron adelantarse en el marcador al cuarto minuto de juego, en la primera aproximación al área de Rubén. Xabi Prieto hizo una gran jugada por banda derecha cuando los dos equipos estaban en esos minutos apodados de tanteo, miró atrás y dio un pase a la llegada de Mikel Aranburu que con pierna izquierda mandó el balón al fondo de las mallas. El primer trago del vermú entró muy bien.

El Cartagena se adueñó rápidamente del balón y se lanzó al ataque en busca del gol del empate. Sin embargo, tanto la defensa como el doble pivote funcionó muy bien en labores defensivas y los locales no terminaron de rematar las jugadas que creaban con rapidez las botas de Mariano y Falcón. Fue en el primer error de bulto de la zaga donostiarra, cuando llegó el gol del empate, que campearía en el marcador hasta el final. Un saque de esquina mal defendido por la Real, fue prolongado en el primer palo, le cayó a Chus Herrero que estaba libre de marca, y éste no perdonó.

Con las tablas de vuelta al marcador el partido se equilibró y cualquiera de los dos pudo deshacer el empate, pero ni De Lucas, ni Agirretxe, ni Nsue acertaron. Entre tanto, Rivas dio el susto de la jornada al doblarse, literalmente, el tobillo. El bravo jugador manchego estuvo varios minutos fuera del terreno de juego, donde le atendieron y le pusieron un vendaje, con el que aguantó el resto del partido en otra demostración de entrega a la causa.

La Real siguió haciendo su juego, pero cerca estuvo de irse 2-1 en el marcador. De Lucas encontró un hueco entre la defensa txuri urdin para plantarse ante Riesgo, que sacó una mano providencial, evitando que el Cartagena se adelantara en el luminoso. Carlos Martínez también tuvo la suya, con una semi volea con la zurda que atajó bien el guardameta Rubén.

Cuarenta minutos con diez.

La Real se marchó al descanso con el objetivo de corregir varios errores defensivos, buscar otro tipo de combinaciones arriba, y con la duda de si Rivas podría seguir en la segunda parte. Lo que no entraba en los cálculos de Lasarte era la expulsión de Mikel Aranburu. El azpeitiarra tuvo que abandonar el terreno de juego en el minuto cinco de la reanudación tras ver la segunda cartulina amarilla en una jugada en la que ni siquiera hizo falta.

Negros nubarrones se atisbaban en el horizonte de una Real que había firmado una de las mejores primeras partes fuera de casa de los últimos tres meses. Se esperaba una reacción inmediata del equipo echándose hacia atrás para defender el punto a capa y espada. Markel Bergara entró en el terreno de juego en sustitución de Zurutuza, que estuvo desaparecido a lo largo del partido. El de Elgoibar estuvo muy acertado en las acciones e hizo jugar a una Real que no renunció a jugar al ataque, a donde se sumaba a base de contragolpes con Nsue, Prieto y Griezmann, que salió en sustitución de Agirretxe.

El trabajo que realizaron el delantero de Usurbil y Nsue, tanto en banda como en punta, jugando con diez fue de desgaste, lo que obligó a Lasarte a hacer debutar al inédito Borja Viguera, que saltó al terreno de juego a falta de cinco minutos, en los que mostró empeño y toque de balón.

El Cartagena quiso crear peligro. Pero querer no es poder, y con un inconmensurable Rivas a la cabeza, la Real durmió el partido y no permitió al equipo local llegar con claridad a los dominios de Riesgo, que se mostró seguro. El mediocentro manchego jugó los últimos minutos casi cojo, lo que permitió a la Real ganar tiempo para terminar metiéndose un punto en el bolsillo. Un punto que vale oro y que permite a la Real mantener cuatro puntos respecto del segundo clasificado y cinco respecto al tercero y cuarto.

La clasificación se aprieta, pero la Real sigue sumando puntos. El empate logrado ante el Cartagena permite a los donostiarras ganar el gol average y seguir una semana más en lo más alto de una clasificación que se aprieta a falta de ocho jornadas para el final del campeonato.

1 - Cartagena: Rubén; Expósito, Chus Herrero, Etxeita (González-Vigil, m. 83), Signorino; Mariano Sánchez, Falcón (Longás, m.55), De Lucas, Lafuente (Moreno, m.71); Víctor y Toché.

1 - Real Sociedad: Riesgo; Carlos Martínez, Ansotegi, Mikel González, De la Bella; Rivas, Aranburu, Xabi Prieto, Nsue (Viguera, m. 85); Zurutuza (Markel, minuto 54) y Agirretxe (Griezmann, m. 60).

Goles: 0-1. Minuto 5: Aranburu. 1-1. Minuto 17: Chus Herrero.
Árbitro: Teixeira Vitienes, del comité cántabro. Mostró tarjeta amarilla a los locales Falcón, Signorino, Etxeita y Expósito y a los visitantes Rivas, Carlos Martínez y en dos ocasiones a Aranburu, quien fue expulsado en el minuto 50.
Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo cuarta jornada de la Liga de Segunda División que se disputó en el estadio Cartagonova de Cartagena ante unos 11.000 espectadores. Antes del inicio del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria del ex presidente del Comité Olímpico Internacional Juan Antonio Samaranch, fallecido el miércoles.