JORNADA 9 ( 24/10/2009 )

Los donostiarras se han impuesto al Córdoba en un partido en el que merecieron más. La Real duerme líder a la espera de lo que hagan Cartagena y Rayo.

Esta vez una de las nuevas incorporaciones ha sido determinante para decantar el partido del lado de la Real. Nsue, que no ha sido de la partida, entró en el terreno de juego tras el paso por vestuarios y cuajó una gran segunda parte. Su gol en el minuto tres encarrilaba la victoria de la Real, que en los minutos finales ha sufrido mucho en su área.

Puede parecer una tontería pero dormir en la posición de líder puede cargar de moral a los txuri urdin, que ven como se van aproximando a los primeros diez partidos y siguen enganchados a la parte de arriba. Esta vez las sensaciones fueron muy distintas a las del partido de Valencia ante el Levante, y los donostiarras cuajaron un mejor partido, sobre todo en la segunda parte.

 

                                           De la Bella titular.

 

En casa, ante su público y con un césped en perfectas condiciones, Martín Lasarte optó por mantener el sistema en el once inicial de las últimas jornadas con la única novedad de De la Bella en el lateral zurdo a cambio de Labaka. Así, el uruguayo alineó a Bravo en portería, De la Bella, Mikel González, Ansotegi y Dani Estrada en defensa, Rivas y Aranburu en el doble pivote, con Griezman y Xabi Prieto abiertos en banda, Zurutuza de enganche y Agirretxe en punta.

Por su parte Lúcas Alcarás, entrendador del Córdoba, optó por un bloque más defensivo, aunque con velocidad en el ataque. Raul Navas ocupó la portería, Agus, Gaspar, David Lópes y Gerardo formaron la defensa, Jorge Luque y Jesus Rueda en el doble pivote, línea de tres para José Vega, Pepe Díaz y Javi Flores y arriba Juanjo.

 

                              Tres fases en la primera parte.

 

El partido tuvo tres fases bien diferenciadas en la primera parte. Tras diez minutos de tanteo entre ambos equipos Ansotegi fue el primero en avisar. Su cabezazo fue directo a las manos de Navas, que se la encontró. El Córdoba también tuvo su oportunidad, aunque la Real comenzó a ganar enteros en el partido.

Los visitantes se agazaparon en defensa sabiendo muy bien a lo que tenían que jugar. No dejaban huecos para que la Real pensara, por lo que a los de Lasarte les costaba mucho llegar arriba. Aún así, la Real cada vez que llegaba a las inmediaciones del área rival lograba terminar las jugadas, cosa que no sucedía en el caso del Córdoba, que intentaba salir a la contra, pero se topaba con los centrocampistas y centrales de la Real que tapaban bien los agujeros atrás.

Sin embargo, los últimos minutos fueron para los visitantes que se hicieron con el control de la pelota. Jorge Luque se encargaba de distribuir el balón y Jose Vega, con su rapidez trataba de desbordar. De todas formas, la única forma con la que hacía peligro el córdoba era con las acciones a balón parado, en las que metía buenos centros al interior del área y provocaba problemas a la zaga txuri urdin.

                            Gol tempranero.

 

El partido llegó con empate a cero al descanso. Antes, Zurutuza en una jugada se echó la mano al abductor, lo que hacía presagiar su sustitución. Así fue. Martín Lasarte hizo un cambio de hombre por hombre e introdujo a Emilio Nsue en el terreno de juego para ocupar la posición de lesionado Zurutuza.

Fue entrar Nsue y cambiar el partido, sobre todo a la hora de hacer peligro en ataque. Nsue introdujo la verticalidad al juego de la Real. Sus movimientos y su frescura aportaron rapidez al juego de la Real que se fue arriba. De este modo, la alegría no tardó en llegar a Anoeta. Una incorporación de Dani Estrada al ataque sirvió para que el zarauztarra sacara un centro con mucha potencia que encontró la cabeza de Nsue que entrando al primer palo desde atrás batió a Raul Navas. Un golazo que, a la postre, daría los tres puntos a la Real.

Lucas Alcaráz no tardó en mover ficha y se fue a por el partido. Nada más meter el gol realizó su primer cambio. Quitó a Javi Flores para meter más mordiente arriba y dar entrada al delantero Savoia. Lasarte respondió y dio paso a una línea de tres en el centro del campo, tratando de parar las acometidas de los atacantes visitantes. Sacó a Markel y quitó a Griezmann.

 

                              La Real pudo matar el partido.

 

El partido continuaba con la Real volcada al ataque y con oportunidades de gol. El segundo pudo llegar en varias ocasiones, pero la pelota no quiso entrar. Lucas Alcaráz decidió meter toda la artillería y sacó a Dañobeitia y Assen para retirar a un hombre del centro del campo, Jesus Rueda, y un interior, Pepe Díaz.

Con todo eso fue la Real la que tuvo las dos oportunidades más claras para matar el partido. No acertó Nsue, primero, a pase de Xabi Prieto, tras desbordar por banda, después, Agirretxe falló un mano a mano ante Navas, que hizo una gran parada, y finalmente, Carlos Bueno, que entró en el campo en sustitución de Agirretxe, la tuvo en boca de gol. De nuevo Navas salvó a su equipo.

La Real únicamente sufrió en los últimos minutos. Se metió atrás ante las acometidas del Córdoba, que sólo lo intentó a base de balones aéreos que inquietaron a la defensa de la Real y a los aficionados que celebraron la vuelta a la senda del triunfo de los txuri urdin y que dormirán plácidamente en lo más alto de la clasificación.

 

 

1.- Real Sociedad: Bravo; Estrada, Ansotegi, Mikel González, De la Bella; Rivas, Aranburu, Xabi Prieto, Griezmann (Bergara, min. 67), Zurutuza (Nsue, min. 46); Agirretxe (Carlos Bueno, min. 81).
0.- Córdoba: Raúl Navas; Gerardo, Gaspar, David Lopes, Agus; Javi Flores (Savoia, min. 75), Rueda (Asen, min, 75), Jorge Luque, José Vega; Pepe Díaz (Dañobeitia, min. 75) y Juanjo.
Goles: 1-0, min. 48: Nsue.
Árbitro: Piñeiro Crespo (Asturias). Aranburu, Griezmann, Zurutuza, Estrada, Bergara, José Vega, Pepe Díaz y Juanjo.
Incidencias: 17.196 aficionados en el estadio de Anoeta. Lluvia intermitente