JORNADA 4 ( 20/09/2009 )

LA REAL SALVA UN PUNTO ANTE EL GIRONA

El equipo gerundense se adelantó dos veces en el marcador, pero Agirretxe marcó dos veces y logró el empate.

Doctor Jeckill y Mr. Hide. Un día más la Real ha mostrado dos caras en un partido que ha terminado en empate y gracias. Los pitos de los aficionados al final de la primera parte son el claro síntoma del hastío en el que vive la afición que acude a Anoeta.

Han merecido los pitos. No me duelen prendas a la hora de decirlo. La primera parte de la Real ha sido un desastre. Tanto que para el minuto 20 ya había tres jugadores de la Real calentando. El público, que es soberano, viendo el juego que estaba desplegando el equipo txuri urdin ha mostrado su malestar y, a pesar del empate final, ha abandonado Anoeta resignado.

 

                                  Sarasola y Sergio novedades

Ante las bajas de Nsue, concentrado con la selección sub’20, y de De la Bella, lesionado, Martin Lasarte optó por continuar con el mismo sistema que la jornada pasada y jugar con un 4-2-3-1, con Bravo en portería, Estrada, Ansotegi, Mikel Gonzalez y Sarasola en defensa, Rivas y Elustondo en el doble pivote, Johnatan y Xabi Prietos abiertos en banda, Sergio en la media punta y Agirretxe como delantero centro.

Por su parte, el Girona, que llegaba con la baja de última hora de Gerard, formó con Dani Mallo en portería, Galán, Cañas, Tortolero y Bernaus en defensa, Matamala y Dorca en el doble pivote, Chechu y Moha abiertos en banda, y peragón y Kiko Ratón en punta.

 

                                      Desastrosa primera parte

A pesar de que Agirretxe avisó a los ocho minutos de comenzar el partido con una vaselina que estuvo a punto de sorprender a Dani Mallo, el partido cayó en un tedio total desde el inicio. El ritmo no era nada del otro mundo, lo que convirtió el partido en aburrido. La Real era incapaz de trenzar tres pases consecutivos y de conducir el balón hacia Agirretxe.

El colegiado Ceballos Silva, que arbitró bastante mal, amonestó a las primeras de cambio a Diego Rivas, lo que hizo que el centrocampista txuri urdin jugara cohibido. El balón no fluía y, cuando llegaba a la frontal del área, ni Johnatan, que hizo una primera parte muy gris, ni Sergio, ni Xabi Prieto eran capaces de dar el último pase.

Cuando el partido estaba en su fase más aburrida llegó el primer gol del Girona. Kiko Ratón recibió un balón dentro del área de espaldas a la portería, se dio la vuelta con toda facilidad y con un disparo fuera del alcance de Bravo marcó el primer gol de la tarde. Comenzaron los primeros pitos, que fueron creciendo en intensidad hasta terminar con una sonora pitada coincidiendo con el final de la primera parte. Ni un centro chut al larguero de Sergio hizo cambiar de opinión a una grada que recriminó la actitud y el juego de los suyos.

                                         Mejoría en la segunda

El equipo necesitaba un cambio, Lasarte cogió ese testigo y lo ejecutó en el descanso. Desde el minuto 20 de la primera parte, cuando el bajón del equipo era notable, puso a tres jugadores a calentar con la clara intención de hacer una sustitución en el descanso. Fueron dos. Aranburu y Griezmann entraron en el terreno de juego en detrimento de Johnatan, que estaba haciendo un mal partido, y de Rivas, que tenía tarjeta.

La entrada de ambos dio otro aire a la Real, que salió jugando con otra chispa. El balón corría de otra manera. Aranburu le dio otra velocidad, lo cual agradeció Xabi Prieto, que logró profundizar por banda derecha y llevar peligro desde el primer minuto de la segunda parte.

Era vital marcar pronto para luego poder ir a por el partido. Y lo hizo la Real. Corría el minuto 7 de la segunda cuando Xabi Prieto conectó un centro al segundo palo donde Agirretxe entró con todo para empujarla con el pie y poner el empate en el marcador.

Cerca estuvo la Real en varias ocasiones de ponerse por delante en el marcador. De hecho lo mereció. Sin embargo, el fútbol es injusto a veces, y cuando menos estaba haciendo el Girona, Peragón marcó un auténtico golazo de disparo desde fuera del área. De nuevo, un disparo sin oposición en un despiste defensivo. Era el minuto 28, por lo que la remontada se hacía impensable.

La Real volvió a hacerse con el balón, buscó la portería y logró el gol del empate siete minutos después. De nuevo Agirretxe en el segundo palo aprovechó un centro de Elustondo desde la derecha para con la cabeza poner de nuevo el empate y salvar un punto, que sabe a poco, puesto que si este equipo quiere aspirar al ascenso no puede dejarse puntos en casa.

 

                                              Ficha del partido

Real Sociedad : Bravo; Estrada, Ansotegi, Mikel González, Sarasola; Rivas (Aranburu, min. 46), Elustondo, Xabi Prieto, Jonathan (Griezmann, min. 46), Sergio (Carlos Buenos, min. 75); Agirretxe.

Girona: David Mallo; Marc Bernaus, Tortolero, Cañas, Galán; Matamala, Chechu ( Manga, min. 65), Dorca, Peragón, Moha (Juanma, min. 60); Kiko Ratón (Gabri, min. 85).

Arbitro: Ceballos Silva. (Extremadura). Amonestaciones a Aranburu, Diego Rivas, Elustondo, Galán, Marc Bernaus, Tortolero y Matamala.

Goles: 0-1, min. 20: Kiko Ratón. 1-1, min. 53: Agirretxe. 1-2 min. 75: Peragón. 2-2, min. 80: Agirretxe.

Incidencias: 16.179 espectadores en Anoeta.