JORNADA 21 ( 24/01/2010 )

DERROTA INFANTIL.

Un error clamoroso de Claudio Bravo le costó la expulsión y el partido a la Real Sociedad, que jugó su peor encuentro como local en lo que va de temporada, lo que le llevó a caer por primera vez en lo que vamos de liga en casa.

Un error de infantil en un partido de patio de colegio fue lo que decidió el sino del encuentro.La cara de los aficionados del estadio de Anoeta era todo un poema cuando Claudio Bravo abandonada expulsado, justamente, por derribar a Trejo cuando éste le quitó el balón y sólo tenía que empujarla. Penalty y expulsión. El equipo con diez desde el minuto ocho.

Pero no fue el único error de bulto, ya que el entrenador también falló. Con la expulsión decidió retirar Nsue para que pudiera salir Zubikarai, quitando así al hombre que más movilidad le podía dar al ataque txuri udin. Además, Carlos Bueno tuvo la oportunidad de marcar el gol del empate también de pena máxima, pero la mandó fuera.

En el diez contra once la Real no pudo con el Elche, pero tampoco fue superior en el diez contra diez, cuando el colegiado decidió expulsar a Juli con doble amonestación amarilla. Los donostiarras jugaron la última media hora de partido en igualdad de condiciones, pero su juego no era el de otras tardes y no pudieron amarrar ni siquiera un punto; aunque ocasiones tuvieron para poder empatar el partido.

Nsue ocupó el lugar de Xabi Prieto en el once titular y Carlos Bueno volvió a la titularidad en la punta, en un once inicial en el que, por primera vez el equipo jugó con dos laterales puros. Bravo ocupó la portería; Carlos Martínez, Ansotegi, Mikel González y De la Bella formaron la defensa; Rivas y Elustondo en el doble pivote; Nsue, Aranburu y Griezmann en la línea de tres, y Bueno en punta.

Ante ese once, Jose Bordalás, técnico del Elche, dispuso también un 4-2-3-1 con Willy en portería, Rubio, Crespí, Samuel y Fuster en defensa; Usero y Generelo en el doble pivote; Juli, Trejo y Ximo Navarro en la línea de tres, y Molina como único punta.

 

                                                           Penalty claro.

 

Algún día tenía que llegar la primera derrota liguera en casa. Lo que ocurre es que la gran mayoría no esperaba que fuera a ocurrir así, con un gol de penalty claro que dejó a la Real con diez en el minuto ocho de la primera parte, cuando el partido todavía estaba en la fase de tanteo. Claudio Bravo quiso regatear a Trejo, pero le salió mal. El medio punta ilicitano le quitó el balón, y Bravo le placó dentro del área para que no llegara al esférico para empujarlo al fondo de las mallas. Penaly y expulsión.

Zubikarai nada pudo hacer para pararlo y la Real se vio de golpe y porrazo con uno menos en el campo y con un gol en contra. El sustituido para dar entrada a Zubikarai fue Emilio Nsue, que había comenzado el partido muy activo, sobre todo, por banda derecha. Lasarte decidió quitarlo para buscar más, quizá, sujetar el centro del campo para seguir teniendo el balón en los pies. Le salió mal. Porque ni la Real tuvo el balón en los pies, ni se jugó al son que quería Martín Lasarte. Quizá sustituir a Elustondo o a Bueno hubiera sido lo más adecuado. Aunque después de lo visto todo el mundo es listo.

A la Real le tocó correr, y mucho, detrás del balón para que el Elche no lo jugara a placer. Los ilicitanos se vinieron arriba y trataron de finiquitar el partido por la vía rápida. Pero los disparos desde lejos no lograron ir a portería.

Con el paso de los minutos la Real se fue haciendo al esquema dispuesto por Martín Lasarte tras la expulsión de Claudio Bavo. Aún así la calidad del partido era muy escasa. Ninguno de los dos equipos trató del todo bien el balón. Además, el colegiado dejaba jugar más de la cuenta, por lo que el partido se convirtió en una auténtica locura.

De todas formas, el último cuarto de hora de la primera parte fue claramente de la Real. Los txuri urdin pudieron empatar en varias ocasiones, pero un cabezazo fuera de Elustondo, primero, un rebote de Bueno que acabó de casualidad en las manos de Willy, después, y un penalty marrado por el delantero uruguayo dejaron sin premio a la Real. Carlos Bueno ejecutó mal la máxima pena que el colegiado pitó por una entrada a Carlos Martínez dentro del área y la mandó lejos de la portería defendida por Willy, que además le adivinó la atención.

Media hora en igualdad numérica.

Trece minutos después de reanudarse el encuentro el colegiado Gil Manzano amonestó por segunda vez a Juli, uno de los jugadores más activos del Elche en lo que llevábamos de partido. Así, el encuentro quedaba igualado numéricamente, lo que daba la oportunidad a la Real para tratar de imponer su ley y buscar el gol de empate.

Pero ni así. El partido continuó siendo muy físico, y el Elche se echó atrás en busca de defender el gol logrado en la primera parte, lo que imposibilitó a la Real poder jugar entre líneas como le gusta. Ante esto, Lasarte metió a Zurutuza en el terreno de juego para buscar más movilidad entre líneas, primero, y más tarde, mediada la segunda parte, introdujo a Agirretxe por De la Bella en una clara apuesta por el ataque.

Sin embargo, la Real no supo controlar el centro del campo como en otras ocasiones. Abusó de los balones aéreos hacia la frontal del área, donde no encontraba rematador. Además, cayó en la trampa del Elche que se dedicó a perder tiempo, con el beneplácito del trencilla Gil Manzano.

La Real pudo empatar en dos ocasiones, pero en ambas, Bueno no acertó y mandó el balón con la cabeza por encima del travesaño, y en la segunda se dejó el balón atrás. No fue su día, como tampoco lo fue el del resto de sus compañeros.

                                                       Todo sigue igual.

A pesar de la derrota en casa, la primera en lo que va de temporada, el panorama de la Real Sociedad no ha cambiado demasiado. El Hércules, que ganó al Real Unión, se vuelve a colocar como líder con un punto más que la Real, que a pesar de su derrota, continúa sacando nueve puntos al cuarto clasificado, el Villarreal B, que no cuenta para la carrera por el ascenso, por lo que son diez puntos los que siguen separando a los donostiarras de sus inmediatos perseguidores.

Los txuri urdin podrán resarcirse de la primera derrota en casa el próximo sábado de nuevo en Anoeta ante Las Palmas. La victoria lograda en Vigo, unida a los resultados favorables de esta jornada, hacen que el traspié no sea tan grave. Sin embargo, Lasarte tendrá toda la semana para pulir el juego de su equipo para que la segunda vuelta comience de la mejor manera posible.

0 - Real Sociedad: Bravo; Carlos Martínez, Ansotegi, Mikel González, De la Bella (Agirretxe, min. 65); Rivas, Elustondo, Griezmann, Nsue (Zubikarai, min. 11), Aranburu (Zurutuza, min. 59), Bueno.

 

1 - Elche: Caballero; Raúl Fuster, Crespí, Samuel, Oscar Rubio; Generalo, Usero, Trejo (Rafa Gómez, min. 88), Juli, Ximo Navarro (Paco Esteban, min. 19) (Obele, min. 67); Jorge Molina.

 

Gol: 0-1, mi, n. 13: Jorge Molina de penalti. Árbitro: Gil Manzano (Extremadura). Expulsado Bravo con roja directa en el minuto 11 y Juli en el 58 por doble amonestación.

Tarjetas amarillas a Aranburu, Rivas, Zurutuza, Paco Esteban, Oscar Rubio y Crespí. Incidencias: 20.000 espectadores en el estadio de Anoeta. Crespón negro en los uniformes de la Real y un minuto de silencio en memoria por el reciente fallecimiento del ex presidente Jose Luis Orbegozo.