JORNADA 18 (03/01/2010)

A LA REAL SE LE ATRAGANTO EL TURRON EN VILLARREAL

El equipo txuri-urdin jugó un mal partido en la ciudad deportiva de Villarreal. Aún así, se adelantó en el marcador por mediación de Zurutuza ante un Villarreal con diez, pero una desgraciada jugada tres minutos después puso las tablas en el marcador.

El que avisa no es traidor. Lo dijimos y por eso esta tarde cuando la Real saltó al pequeño campo de la ciudad deportiva de Villarreal para enfrentarse al filial amarillo éramos algo escépticos. Campo pequeño, césped muy rápido por la lluvia, y poco espacio para jugar al fútbol no beneficiaban nada a la Real. Y así fue.

La Real no se acopló, sufrió, estuvo a merced del Villarreal B, y a pesar de que se adelantó mediada la segunda parte, no supo contener a un Villarreal B, que jugó mucho mejor, y que con diez jugadores empató el partido tres minutos después.

El juego de la Real dejó mucho que desear. Los de Lasarte pecaron demasiado de balones largos. No tocaron como de costumbre y llegaron en muy pocas ocasiones a las inmediaciones del área rival. Y cuando eso ocurre, la gran mayoría de las veces poca cosa positiva se suelen sacar.

 

                                              Agirretxe y Markel en el once.

Tal y como apuntamos las dos grandes novedades en el once titular de Martín Lasarte fueron Agirretxe y Markel Bergara. El entrenador uruguayo no varió el habitual esquema del equipo y Bravo ocupó la portería; Estrada, Ansotegi, Labaka y Mikel González conformaron la defensa; Markel y Elustondo ocuparon el doble pivote; por delante, la habitual línea de tres con Nsue y Xabi Prieto abiertos en banda y Zurutuza por el centro, y Agirretxe fue el único punta.

Markel y Agirretxe, las grandes novedades, entraron en el once en sustitución de Rivas y Bueno sancionados, pero no aprovecharon la oportunidad. El pivote de Elgoibar no estuvo fino, no logró hacerse con el medio del campo y en ocasiones se le vio lento. Por su parte, Agirretxe no logró encontrar su sitio entre los centrales del Villarreal B, se le vio nervioso y no cuajó un buen partido.

Por su parte, el Villarreal B dispuso sobre el campo un 4-2-3-1 con Juan Carlos en portería, Mario, Kiko, Musacchio y Joan Oriol en defensa; Marcos Gullón y Matilla formaron el doble pivote; por delante Cristobal y Hernán Pérez ocuparon las bandas, Gerar Bordas jugó de enganche y Marco Rubén como único delantero.

 

                                                       El Villarreal mejor.

La primera parte fue del Villarreal B. El equipo amarillo fue de menos a más y pudo dar más de un susto a la Real. Se adueñó pronto del balón, tocó muy bien buscando siempre avanzar hacia el área txuri urdin, y dispuso de las mejores ocasiones de la primera parte.

La Real no comenzó mal, aunque no se le veía la frescura de otros días. Nsue, muy activo, vio como el colegiado le anuló un gol por fuera de juego claro. Pocos minutos después, Ansotegi a la salida de una falta cerca estuvo de marcar de cabeza. Y ya al final, Agirretxe desperdició un mano a mano con Juan Carlos. El delantero de Usurbil optó por regatear al portero, cuando lo mejor hubiera sido disparar.

Salvo esas tres ocasiones, la Real no hizo gran cosa en la primera parte. El Villarreal B fue quien tuvo el balón y quien más se aproximó a la meta rival. Los disparos potentes desde fuera del área fueron el recurso más utilizado por los amarillos. Bravo sacó una gran mano a disparo de Cristobal mediada la primera parte, Gullón también lo intentó desde lejos, y dos cabezazos en sendas jugadas a balón parado pudieron costar algún disgusto a la Real antes del descanso.

Cuarenta minutos en superioridad.

Tras el paso por vestuarios el partido no parecía que iba a cambiar demasiado. Sin embargo, en una buena acción de Zurutuza, Musacchio cometió una falta clara de tarjeta, que le costó la expulsión al ser la segunda. El partido parecía ponérsele de cara a la Real.

Pero el Villarreal B no se arrugó y continuó tocando el balón como en la primera parte. La Real no supo aprovechar esa superioridad y, por momentos, pareció que el Villarreal B no estaba en inferioridad numérica. Los txuri urdin necesitaban un revulsivo y Lasarte decidió sustituir primero a Markel Bergara, que no estaba cuajando un buen encuentro, para dar entrada a Mikel Aranburu, y después introdujo a Griezmann por Nsue, aunque quizá el que más estaba reclamando el cambio era Zurutuza, que también se estaba viendo superado por la defensa rival.

Tras ambas sustituciones llegó la ocasión más clara del partido para los txuri urdin. Xabi Prieto ganó a su par, llegó a la línea de fondo dentro del área y puso un centro fuerte al primer palo a donde llegó Ansotegi, que continuaba por ahí tras una jugada de estrategia, y mandó el balón fuera en boca de gol.

No tuvo tiempo el central de Berriatua de lamentarse de la ocasión perdida, ya que un minuto después Griezmann robó un buen balón en la presión a la defensa, ganó la línea de fondo y puso un buen centro al segundo palo donde Zurutuza la bajó con el pecho y cruzó un potente disparo con el que batió a Juan Carlos.

Poco duró la alegría, puesto que el Villarreal empató el encuentro tres minutos después. Jefferson Montero sacó un gran centro desde la izquierda y Marco Ruben en una posición más que extraña y con falló de Bravo incluido, mandó el balón al fondo de las mallas.

A pesar de que desde el gol local hasta el final la Real lo intentó, y de que Martín Lasarte metió a Sergio para buscar mayor verticalidad en el juego el equipo txuri urdin no pudo marcar para llevarse los tres puntos. Además, Dani Estrada fue expulsado injustamente en una jugada en la que el colegiado interpretó que el zarauztarra hizo falta a Jefferson Montero, cuando fue al revés.

De este modo, la Real rescató un punto en un partido gris y flojo, en el que no estuvo al nivel de otras ocasiones. Sin embargo, y a pesar de que el Hércules le haya alcanzado en el líderato, todo lo que sea puntuar a estas alturas es positivo y si este empate se rubrica con una victoria el próximo sábado ante el Cádiz, la Real continuará en la senda de la llamada media inglesa. Además, la cuarta plaza está a siete puntos, por lo que la jornada tampoco ha sido tan mala para los intereses del equipo txuri urdin.

1 - Villarreal B: Juan Carlos; Mario, Kiko, Musacchio, Joan Oriol; Marcos, Matilla, Hernán Pérez (Catalá, m.73), Cristóbal (Natxo Insa, m.82); Gerard (Jefferson Montero, m.73) y Marco Ruben.
1 - Real Sociedad: Bravo; Estrada, Labaka, Ansotegui, Mikel (Aranburu, m.66); Elustondo, Markel, Xabi Prieto, Nsue (Griezmann, m.71); Zurutuza (Sergio, m.80) y Agirretxe.
Goles: 0-1, m.75: Zurutuza. 1-1, m.78: Marco Rubén
Árbitro: Ceballos Silva (Colegio extremeño). Mostró amarilla a los locales Hernán Pérez y Matilla; así como a los visitantes Xabi Prieto, Estrada y Markel. Expulsó por doble amonestación al defensa local Musacchio (min. 53) y al lateral derecho visitante Estrada (min. 90).
Incidencias: Partido disputado en el Mini Estadi de la Ciudad Deportiva del Villarreal ante 4.500 espectadores.