JORNADAD 15 ( 05 / 12 / 2009 )

La Real Sociedad vence con claridad el derby a un Real Unión que no perdió la cara al partido, pero al que falto llegada y pegada. Ansotegi por partida doble, Bueno y Nsue fueron los goleadores de la Real; Juan Dominguez metió el gol del Real Unión.

 

 

La historia se dio cita en el estadio de Anoeta esta vez para enfrentar sobre el terreno de juego a la Real Sociedad y al Real Unión. Donostiarras e iruneses afrontaban el partido con un extra de motivación y con puntos de mira muy diferentes; mientras la Real buscaba consolidarse en la parte alta de la tabla, el Real Unión buscaba una importante victoria para seguir en la pelea por la salvación.

El gran momento de resultados de la Real Sociedad hacía que los de Martín Lasarte fueran los favoritos para un encuentro que se presentaba lleno de incógnitas. Los derbys son partidos muy diferentes, a pesar de que la lógica dijera antes del encuentro que la Real debía imponerse al Unión con claridad.

Aún no me queda claro si con claridad, pero la Real sí que ganó con contundencia un partido en el que los donostiarras fueron muy efectivos y aprovecharon las facilidades que le dio el Unión; mientras que los iruneses, a pesar de que no le perdieron la cara al partido, no llegaron con claridad a los dominios de Bravo, y cuando lo hicieron, no tuvieron la pegada suficiente.

De este modo, la Real terminó llevándose un derby por cuatro goles a uno, en el que la expulsión del central murciano Alcalá en la segunda parte terminó por dilapidar las opciones del Real Unión de sacar algo positivo de Anoeta.

 

                                        Variantes en el once.

 

El once titular que Martín Lasarte alineó de salida ante un estadio de Anoeta que presentaba una gran entrada, con numerosa presencia de aficionados de Irún, contó con dos novedades que no dejaron indiferente a nadie. El técnico uruguayo dispuso sobre el terreno de juego un 4-2-3-1 en el que Nsue y De la Bella fueron las grandes novedades.

Claudio Bravo ocupó la portería. Ante la ausencia de Mikel González, sancionado por cumplir ciclo de tarjetas, Lasarte volvió a dar la oportunidad a un cuestionado De la bella, que formó en el lateral zurdo en defensa, junto a Labaka, Ansotegi y Estrada. Por delante en el doble pivote colocó a Elustondo junto a Rivas. Nsue, la otra gran novedad, ocupó la línea de tres con Griezmann y Xabi Prieto, con los que fue intercambiándose posiciones, y arriba Carlos Bueno peleó en una lucha sin cuartel.

Por su parte, Iñaki Alonso salió al terreno de juego con Jauregi en portería, Gurrutxaga, Alcalá, Larrainzar y Descarga en defensa; Beobide y Robles en el doble pivote, con Aitor Sanz y Juan Dominguez abiertos en banda, y Brit y Goikoetxea en la punta del ataque.

 

                                     La Real encarrila el partido.

 

Tanto Real Sociedad como Real Unión comenzaron el encuentro con la clara idea de lanzarse al ataque. Tal y como ocurre habitualmente en los derbys, el primero en conectar un buen croché en el pómulo rival, podía tener gran parte de la batalla ganada. Por eso, ambos equipos buscaban rápidamente a sus respectivos delanteros ante defensas que no iban a ceder tan fácilmente.

Normalmente, cuando ese tipo de defensas afloran, se suele necesitar un desatascador que encuentre las grietas necesarias. Es fue Nsue. El mallorquín peleó un balón en la frontal del área y ante la presión de los dos centrales del Unión, sacó un gran pase entre líneas para dejar a Carlos Bueno sólo ante Jauregi. El uruguayo no desaprovechó la ocasión, quebró al portero y marco a placer para el delirio de los aficionados txuri urdin. El partido discurría por su octavo minuto y la Real había logrado conectar ese un gancho directo a su oponente.

Tras el gol, el partido se trabó algo y fue el Real Unión quien supo aprovechar mejor la ocasión. Sin embargo, los de Irún no tuvieron la suerte necesaria e intentaron crear peligro mediante contras rápidas, así como buscando disparos desde fuera del área. Por parte de la Real destacó en esos minutos, la movilidad de Emlio Nsue, que se movió de izquierda a derecha y viceversa tratando de desesperar a la defensa unionista, que se aplicaba de lo lindo, e incluso a veces con cierta dureza.

El partido cumplía su primera media hora, cuando Jon Ansotegi mandó el balón al fondo de las mallas de Jauregi. El central de Berriatua aprovechó un gran centro de Gorka Elustondo tras un rechace a la salida de un corner para marcar de cabeza. No iba a ser la única alegría que Ansotegi iba a dar a la parroquia txuri urdin, ya que en el minuto cuarenta de nuevo volvió a marcar. Esta vez, un corner sacado desde la izquierda fue prolongado por Xabi Prieto de Cabeza; el balón llegó al segundo palo donde Jon Ansotegi sólo tuvo que poner el pie para empujarla a la red. En ambos goles la defensa del Real Unión pudo hacer algo más.

La Real encarrilaba su partido antes del descanso. Ahora sólo le quedaba mantenerse a cero para poder afrontar una segunda parte mucho más relajada. Entre tanto, el Real Unión lo intentaba buscando la movilidad de Brit, Goikoetxea y un combativo Juan Dominguez. Fue este último quien, tras un gran movimiento de Brit, recibió el balón y mandó un disparo raso fuera del alcance de Claudio Bravo. El partido parecía volver a abrirse, justo cuando el trencilla Melero López decretaba el final de la primera parte.

Real Unión se queda con diez.

 

Iñaki Alonso introdujo un doble cambio antes de comenzar la segunda parte: Gabaráin y Durán entraron en sustitución de Deskarga y Robles. El técnico irundarra cambió de sistema y pasó a jugar con un pivote único. Entre tanto, la Real parecía no enterarse de nada, aunque tampoco sucedió nada digno de mención; hasta que volvió a aparecer Nsue para darle vida a la Real y desperdició una doble oportunidad, que hubiera colocado el cuarto en el marcador.

Una de las acciones determinantes del derby llegó tras el primer cuarto de hora del segundo tiempo. Corría el minuto 17 de la segunda parte cuando Alcalá, central del Real Unión, hizo una falta en la frontal del área a Carlos Bueno, que había protagonizado una gran jugada. El colegiado mostró la segunda amarilla al central txuri beltz. Tras esta jugada el partido cambió de manera radical, ya que la Real se hizo definitivamente con el control de la pelota y dispuso de numerosas ocasiones claras de gol, ante un Real Unión al que le empezó a costar más llegar arriba y lo único que hacía era disparar desde muy lejos, tratando de sorprender a Bravo.

Era cuestión de tiempo que la Real marcara el cuarto. Zurutuza entró en sustitución de Griezmann y la Real continuó llegando con asiduidad a las inmediaciones de la portería de Jauregi. El veterano portero tolosarra del Real Unión salvó a su equipo de una goleada mayor, aunque falló en el cuarto gol de la Real, que llegó a la media hora de la segunda parte cuando Nsue conectó de cabeza un centro de Gorka Elustondo. El cancerbero txuri beltz midió mal la salida.

                                     Debut de Carlos Martínez.

 

El debut del lateral Carlos Martínez este año con la camiseta de la Real Sociedad fue lo más destacable del último cuarto de hora. El de Lodosa se ha recuperado de una lesión que le ha tenido fuera de los terrenos de juego desde la pretemporada, y Martín Lasarte, viendo que el partido estaba ya finiquitado le dio entrada para que disputara siete minutos en los que a penas hizo nada.

De este modo, el encuentro terminó con un contundente 4-1, que tras las derrotas de Cartagena y Rayo, y el empate del Hércules sitúan a la Real líder en solitario, mientras el Real Unión cae a puestos de descenso.

 

4 - Real Sociedad: Bravo; Estrada, Ansotegi, Labaka, De la Bella; Rivas, Elustondo, Xabi Prieto (Carlos Martínez, min. 83), Griezmann (Zurutuza, min, 63), Nsue; Bueno (Agirretxe, min. 77).
1 - Real Unión: Jauregi; Gurrutxaga, Alcalá, Larrainzar, Deskarga (Gabarain, min. 46); Beobide, Sanz, Robles (Durán, min. 46); Goikoetxea, Gorka Brit, Juan Domínguez (Abasolo, min. 74).
Goles: 1-0, min. 9: Bueno. 2-0, min. 32: Ansotegi. 3-0, min. 40: Ansotegi. 3-1, min. 45: Juan Domínguez. 4-1, min. 73: Nsue.
Árbitro: Melero López (Andalucía). Expulsó por doble amarilla a Alcalá en el minuto 62. Amonestó a Xabi Prieto, Griezmann, Labaka, Behobide, Larrainzar y Juan Domínguez.
Incidencias: 24.000 espectadores. Se ha guardado un minuto de silencio por el fallecimiento de un seguidor realista tras regresar de Vallecas la jornada pasada.