JORNADA 10 ( 01/11/2009 )

La Real Sociedad firma su peor partido de la temporada y cae con merecimiento ante un Hércules con mucha pegada.

Miles de adjetivos descalificativos podrían definir lo sucedido en el Rico Pérez. La Real no fue capaz de hacer frente a un rival directo en la clasificación como el Hércules, que se mostró mucho más sólido en el juego y con mucha mordiente en ataque. Así, tras ponerse por delante, los alicantinos mataron el partido a la contra.

La Real se vuelve a Donostia, por tanto, con una manita. Alguno se preguntara los porqués de tal resultado. La respuesta es bien sencilla: la defensa brilló por su ausencia y apenas dispuso de claras ocasiones a lo largo del partido. Conclusión: derrota merecida, cabeza gacha y liderato perdido contra un rival directo en la lucha por el ascenso a primera división.

 

                                       Revolución en el once.

 

Martín Lasarte revolucionó totalmente el once inicial al que estamos habituados. El entrenador uruguayo buscó controlar más el centro del campo, cosa que no logró, con un trivote meramente defensivo. Además, dejó en el banquillo a Agirretxe para dar entrada a Bueno. Quizá lo único esperado era la incursión de Nsue por el lesionado Zurutuza. De este modo, la Real formó con Bravo en portería, De la Bella, Labaka, Ansotegi y Mikel González en defensa; Rivas, Aranburu y Markel en posiciones de centro del campo; Xabi Prieto y Nsue abiertos en banda y Carlos Bueno en punta.

Por su parte, Esteban Vigo puso en liza un equipo titular plagado de nombres conocidos y con pasado en primera división. Mucha calidad para enfrentarse a la Real. Formó con Calatayud en portería, Juanra, Abraham Paz, Rodriguez y Peña en defensa; Tiago Gomes y Farinós en el centro del campo; una línea de tres por delante con Sendoa, Tote y Rufete, y Delibasic en punta.

 

                                  El Hércules coge ventaja.

 

El partido comenzó frenético, sobre todo, para el Hércules, que supo mover bien el balón y buscar la versatilidad de Tote y Delibasic para crear las primeras ocasiones del partido. La Real parecía no enterarse de la misa la media y la defensa se volvía loca para parar a los cuatro hombres de ataque que subían por parte del Hércules. Rufete y Sendoa por bandas volvieron locos a De la Bella y Mikel González, mientras que Delibasic y Tote hicieron lo propio con Labaka y Ansotegi.

La Real buscaba hacer su juego de toque, pero ni Xabi Prieto ni Nsue estaban inspirados. Además ninguno de los tres pivotes logró controlar el centro del campo ante la buena presión de Tiago Gomes y de Farinós. Así, le costó mucho a la Real llegar a las inmediaciones del área. La única gran oportunidad de la primera parte para la Real vino de un centro de Xabi Prieto que Carlos Bueno no acertó a rematar de cabeza.

Mientras tanto el Hércules seguía a lo suyo y atacaba creando mucho peligro. Farinós se erigió en el gran hombre del partido robando y repartiendo juego a las bandas, donde Rufete y Sendoa profundizaban con mucho peligró. De este modo llegó el primer gol de la mañana. Rufete corrió por banda derecha, sentó a De la Bella, vio la llegada de Tiago Gomes desde atrás al segundo palo y le puso el balón en la cabeza.

Le costó rehacerse del gol a la Real, que cuando lo hizo trató de irse arriba, pero seguía con la pólvora mojada y apenas inquietó la portería de Calatayud.

  La humillación a la contra.

 

Martín Lasarte decidió en el descanso cambiar de esquema para volver a lo habitual. El sacrificado fue Markel Bergara, muy impreciso durante la primera parte, que dejó su sitio en el campo a Imanol Agirretxe. El de Usurbil volvió a estar gris, al igual que todo el equipo, y no logró generar ninguna gran ocasión de gol.

El Hércules dio el balón a la Real y se dedicó a esperarle para salir después a la contra. Le salió bien la jugada a Esteban Vigo, que jugó de manera muy solvente a la contra y cerca estuvo de poner el segundo gol en el marcador por mediación de Sendoa y Tote, antes de que el ex jugador del Real Madrid marcara el segundo gol para la formación local.

Ese gol llegó cuando más arriba estaba la Real. Agirretxe y Ansotegi tuvieron dos buenas ocasiones para empatar el partido, pero Calatayud logró repelerlas y hacer que su equipo jugara a la contra buscando crear un mayor peligro. Fue precisamente en uno de esos contragolpes cuando Tote recibió el balón armó el disparo, que tocó en un defensor de la Real despistando a Bravo y poniendo el segundo en el marcador. Era el minuto 22 de la segunda parte.

Las contras del Hércules eran letales, sobre todo porque la Real estaba volcada al ataque con más corazón que cabeza. Así llegó el tercer gol del Hércules diez minutos después. De nuevo una contra de libro que Cristian completó a pase de Sendoa. Viendo las pocas ocasiones de gol que estaba creando la Real la machada parecía imposible. Sólo Griezmann logró con un gran disparo acortar distancias tres minutos después. Sin embargo, poco dura la alegría en la casa del pobre y dos minutos después del gol txuri urdin, Delibasic marcó el cuarto para finiquitar el partido, y un nuevo error de la defensa puso en bandeja el quinto a Sendoa, que no perdonó.

 

                                    Tercera en la clasificación.

 

Tras la derrota la Real se ve superada por el Hércules y el Cartagena en la tabla y se coloca en la tercera posición. Las sensaciones que el equipo ha dejado ante un rival directo son preocupantes, por lo que Martín Lasarte tiene mucho trabajo que hacer durante la semana, ya que el calendario se pone duro y el próximo sábado recibirá en casa a uno de los llamados “grandes” de la categoría: el Recreativo de Huelva. Esperemos que el entrenador saque su psicología a pasear para recuperar anímicamente a unos jugadores que han sufrido una auténtica humillación.

 

5 - Hércules: Calatayud; Juanra, Abraham Paz, Rodríguez, Peña, Farinós (Del Olmo, m.76), Tiago Gomes (Rodri, m.62), Rufete, Tote (Cristian, m.68), Sendoa y Delibasic.
1 - Real Sociedad: Bravo; Mikel, Labaka, Ansotegui, De la Bella, Xabi Prieto, Diego Rivas, Markel (Agirretxe, m.46), Aranburu, Nsue (Griezmann, m.64) y Carlos Bueno (Sergio, m.73).
Goles: 1-0, m.24: Tiago Gomes. 2-0, m.67: Tote. 3-0, m.77: Cristian. 3-1, m.80: Griezmann. 4-1, m.82: Delibasic. 5-1, m.90: Sendoa.
Árbitro: Mariscal Sánchez (Colegio Andaluz). Amonestó a Delibasic, Tiago Gomes, Farinós, Cristian y Del Olmo, por el Hércules; y a Mikel y Aranburu, por la Real Sociedad.
Incidencias Partido correspondiente a la décima jornada de Liga en Segunda División, disputado en el estadio Rico Pérez de Alicante ante unos 14.000 espectadores.