1989 - 1999

 

Una década marcada por importantes cambios: La transformación en Sociedad Anónima Deportiva, el cambio de Atotxa a Anoeta, la apertura a la contratación de jugadores foráneos...

 

COMIENZO CON CAMBIOS

 

Cuando el fútbol llegó a España todos los equipos contaban con jugadores extranjeros. En esta primera etapa militaron en la Real jugadores como McGuinnes, Simmons, Sydler... Posteriormente jugarían Bravo, Calligaris, Simonsson... Pero desde comienzos de los 60 la Real no había contado en sus filas con jugadores foráneos. En la temporada 1989-90 la conjunción de una serie de factores llevó a la directiva presidida por Iñaki Alkiza a modificar esta política. Tras un intenso debate la afición blanquiazul dio finalmente el visto bueno a esta decisión. El irlandés John Aldridge fue el primer extranjero de la era moderna de nuestro Club.

 

CLASIFICACION PARA EUROPA

 

La primera temporada de la década concluyó con la Real en quinta posición y clasificada para la UEFA. Tras un inicio titubeante la Real se movió durante toda la temporada en los puestos cabeceros pero no consiguió asegurar su presencia en Europa hasta el último partido. Los donostiarras se enfrentaron en el Sánchez Pizjuán al Sevilla F.C. y la victoria fue para los hombres de Boronat que se impusieron por 1 gol a 0 gracias al tanto anotado por Aldridge al transformar un penalti. Este gol, el decimosexto del irlandés en el Campeonato de Liga, dejó a los blanquiazules en la quinta plaza y clasificados para Europa.

DE NUEVO EN LA UEFA

 

El primer rival de la Real en esta nueva participación en la UEFA fue el equipo suizo del Lausanne. En el partido de ida, disputado en Suiza, los donostiarras se adelantaron 0-2 con goles de Lumbreras y Gajate pero en la segunda parte el Lausanne dio la vuelta al marcador con dos tantos de Hottiger y uno de Chapuisat. En el partido de Atotxa la Real venció por 1 a 0 con gol de Aldridge y logró así su clasificación para la siguiente ronda gracias al valor doble de los goles marcados en campo contrario. El siguiente rival fue el Partizán de Belgrado. Un gol de Larrañaga en el último minuto dio la victoria por 1 a 0 a la Real en el partido de ida disputado en Atotxa. El solitario gol de Stevanovic puso el mismo marcador al término del tiempo reglamentario en Belgrado. Tras la prórroga llegó la tanda de penaltis en la que los yugoslavos estuvieron más acertados que los jugadores donostiarras.

APUROS EN LA LIGA

 

En esta temporada 1990-91 la marcha de la Real Sociedad en la Liga no era todo lo buena que se esperaba al inicio de la campaña y tras un empate con el Sevilla en Atotxa la Real ocupaba la decimoséptima posición. Se produjo entonces el cambio de entrenador y Javier Expósito sustituyó a Boronat al frente del equipo. Los realistas remontaron el vuelo y concluyeron en la decimotercera posición. Como dato curioso podemos destacar que, bajo la dirección de Expósito, la Real venció a domicilio a Real Madrid, F.C. Barcelona y Valencia C.F. Era la primera vez que la Real vencía en el Santiago Bernabeu en Liga.

VUELVE TOSHACK

 

La temporada 1991-92 trajó consigo el retorno de un viejo conocido de la afición donostiarra: J.B. Toshack. El galés inició su segunda etapa al frente de la Real Sociedad y el comienzo fue esperanzador ya que nuestro Club logró la quinta plaza al término del Campeonato clasificandose así para disputar la UEFA.

 

NACE LA REAL SOCIEDAD S.A.D.

 

La nueva Ley del Deporte obligaba a la mayoría de los Clubes de la Liga a transformarse en Sociedades Anónimas Deportivas. La Real era uno de ellos y la directiva presidida por Iñaki Alkiza inició el procedimiento para llevar a cabo el paso de Club a Sociedad Anónima Deportiva. El capital social que se debía cubrir era de 558.875.000 pesetas dividido en 65.750 acciones. La respuesta de los socios y aficionados donostiarras al llamamiento de la Junta Directiva fue modélica y ningún otro Club consiguió que sus acciones estuvieran tan repartidas entre su afición.

 

El cambio de status jurídico trajo consigo la elección del primer Consejo de Administración de la nueva Sociedad Anónima Deportiva. El puesto de Presidente de Consejo recayó en Luis Uranga.

FLOJO PAPEL EN EUROPA

 

Los portugueses del Vitoria Guimaraes fueron el rival que le correspondió a la Real Sociedad en la UEFA. La fuerte derrota por 3 goles a 0 en Portugal convirtió el partido de vuelta en Atotxa en prácticamente una “misión imposible”. Dos goles tempranos de Lumbreras y Fuentes dieron esperanzas a los pupilos de Toshack pero no se pudo consumar la reacción y la victoria por 2-0 fue insuficiente.

ULTIMA LIGA EN ATOTXA

 

La temporada 1992-93 fue de transición en lo deportivo pero desde el punto de vista de la historia del  Club trajo un cambio fundamental. La Real iba a abandonar el viejo campo de Atotxa, su hogar durante 80 años, para mudarse al Estadio de Anoeta. Se cerraba así una época de nuestra historia y al mismo tiempo se cumplía una vieja aspiración de la Real, contar con un nuevo campo que permitiera superar alguno de los problemas estructurales del Club.

 

El último partido oficial de la Real en Atotxa enfrentó a los donostiarras con el Tenerife el 13 de junio de 1993. La victoria fue para la Real por 3 goles a 1 con un gol de Kodro y dos de Océano. Pero la despedida de Atotxa fue unos días más tarde, concretamente el 22 de junio en un emotivo acto.

PRIMERA TEMPORADA EN ANOETA

 

El 13 de agosto de 1993 se inauguraba Anoeta con un partido entre Real Sociedad y Real Madrid que concluyó con empate a dos goles pero el primer partido oficial que se disputó en el nuevo campo enfrentó a Real Sociedad y Zaragoza. Los goles de Alkiza y Kodro fueron contrarrestados por los de Aragón e Higuera con lo que el partido terminó en empate a 2.

El traslado a Anoeta supuso un fuerte incremento de la masa social que subió en esta temporada  a más de 18.000 frente a los apenas 13.000 de Atotxa.

 

Desde el punto de vista deportivo fue una temporada de transición que la Real terminó en la undécima plaza.

 

DOS TEMPORADAS SIMILARES

 

La trayectoria de la Real en las dos siguientes temporadas es bastante similar. Flojo inicio, cambio de entrenador y recuperación. La temporada 1994-95 se inicia con John Toshack en el banquillo donostiarra pero la derrota en casa frente al Celta en la undécima jornada lleva a la Real a la decimoséptima posición. Se produce entonces un relevo en el banquillo y Salva Iriarte pasa a hacerse cargo del equipo. La reacción se produce y la Real concluye la Liga en la undécima plaza.

Salva Iriarte inicia la siguiente temporada al frente del equipo pero al igual que el año anterior el comienzo de la campaña liguera no es bueno y tras empatar en casa con el F.C. Barcelona en la decimocuarta jornada la Real se encuentra en decimosexta posición. Se produce entonces el relevo en el banquillo y Javier Irureta se hizo cargo del equipo. Nuevamente se produce una reacción  e incluso se llega a soñar con clasificarse para Europa pero al final la Real tuvo que conformarse con la séptima plaza.

 

Javier Irureta continuó al frente del equipo al año siguiente y la temporada comenzó bien para los donostiarras. Sin embargo, a pesar de haber marchado durante toda la Liga en puestos europeos finalmente el equipo terminó en octava posición lo que le dejaba fuera de la UEFA. Al término de esta temporada Javier Irureta abandonó el banquillo de la Real Sociedad.

NUEVO ENTRENADOR Y NUEVA CLASIFICACION PARA EUROPA

 

La temporada 1997-98 supone el estreno en el banquillo realista de un nuevo entrenador, el alemán Bernd Krauss. El calendario no fue muy propicio para la Real ya que las dos primeras salidas fueron el Camp Nou y el Santiago Bernabeu. Así en la tercera jornada la Real iba decimoquinta pero a partir de ahí encadenó diecisiete partidos sin perder lo que le llevó a los puestos altos de la tabla. Durante toda la campaña la Real se movió en puestos europeos y finalmente concluyó la temporada en una brillante tercera plaza que le devolvía a Europa.

ANOETA ESTRENA COMPETICION EUROPEA

 

Por primera vez en su historia Anoeta iba a albergar partidos europeos. El primer rival fue el Sparta de Praga. En la capital checa los realistas obtuvieron una brillante victoria por 2 goles a 4 gracias a los dos tantos anotados por Kovacevic y a los obtenidos por Aldeondo y De Pedro. El partido de vuelta en Anoeta concluyó también con victoria de los hombres de Krauss por 1 gol a 0, gracias al tanto de Kovacevic. El siguiente rival fueron los rusos del Dinamo Moscú. En la capital rusa la Real se adelantó 0-3 con dos goles de Kovacevic y uno de De Pedro pero en la segunda parte dos goles en un minuto de Nekrasov dejaron el marcador en 2-3. El partido de vuelta fue cómodo para los realistas que vencieron 3-0 con dos goles de Kovacevic y uno de De Paula. En tercera ronda a la Real le correspondió en suerte el Atlético Madrid. El primer partido se disputó en Anoeta y Juninho adelantó a los madrileños. Sin embargo un gol de Kovacevic y otro de Roberto en propia puerta dieron la victoria por 2-1 a la Real. En la vuelta la Real fue derrotada por 4 goles a 1. El solitario gol de Gracia no pudo compensar los dos marcados por Jugovic. Hubo que jugar una prórroga y en la misma el Atlético Madrid logró dos nuevos goles por mediación de José Mari y Santi.

Pero esta eliminatoria será de triste recuerdo para la Real por el asesinato del seguidor donostiarra Aitor Zabaleta que se había desplazado a Madrid para acompañar al equipo.

 

En lo que se refiere a la Liga el equipo de Krauss no pudo repetir la magnífica temporada anterior. Tras un mal comienzo, el equipo remontó y estuvo toda la temporada en los puestos medios de la tabla.