1979 - 1989

 

Dos títulos de Liga, 1 de Copa, 1 Supercopa, Record de imbatibilidad, Semifinalistas de Copa de Europa..., sin duda es la década más gloriosa de la historia de la Real.

COMIENZO CON RECORD

 

La temporada 1979-80 fue  una de las más brillantes de la historia de la Real Sociedad. Bajo la dirección de Alberto Ormaetxea el equipo donostiarra estableció un nuevo récord al permanecer 32 jornadas invicto. Los donostiarras se movieron desde el principio de la temporada por los puestos altos de la clasificación y en la última jornada de la primera vuelta alcanzaron el liderato. La Real llegó a la penúltima jornada como líder e invicto, pero en una de las tardes más tristes de la historia de nuestro Club, el Sevilla F.C. derrotó a los donostiarras por 2 goles a 1 privando a los realistas de su primer título de Liga.

 

Como dato curioso podemos destacar que en esta temporada la Real goleó al Real Madrid por 4 a 0 en Atotxa, rompiendo así el maleficio que sufrían los donostiarras cuando les visitaba el conjunto madrileño.

En esta misma temporada la Real también rozó la gloria en el Torneo de Copa. Tras eliminar a Bilbao Athletic, Peña Sport, Burgos y F.C. Barcelona, cayó en semifinales ante el Castilla.

PRIMERA VICTORIA EN LA UEFA

 

Como consecuencia del cuarto puesto del año anterior la Real volvió a participar en la Copa UEFA. Esta vez el rival en suerte fue el poderoso Inter de Milán. Los italianos se impusieron por 3 goles a 0 en el partido de ida disputado en San Siro con lo que la eliminatoria parecía resuelta.

Sin embargo en el partido de vuelta en Atotxa la Real, en una formidable actuación, estuvo a punto de dar la vuelta a la eliminatoria. Los realistas lograron su primera victoria europea venciendo por 2 goles a 0  gracias a los goles de Satrustegi.

LA PRIMERA LIGA

 

La temporada 1980-81 no comenzó demasiado bien para los donostiarras que durante casi todo el Campeonato se movieron por los puestos altos de la tabla pero sin dar sensación de poder optar al título. A falta de diez jornadas, la Real perdió por 2 goles a 0 en Barcelona y quedó a seis puntos del líder, el Atlético de Madrid. Sin embargo desde ese momento hasta el final la Real ya no iba a perder ningún partido mientras que los madrileños fueron desfondándose. Tras vencer en Murcia en la antepenúltima jornada la Real alcanzó el liderato. Una nueva victoria en Atotxa ante el R.C.D. Español dejó a la Real en puertas del partido más importante de su historia. La cita era en Gijón el 26 de abril de 1981 y a la Real le bastaba el empate para ser por primera vez Campeón de Liga. El partido no pudo comenzar mejor para los donostiarras que a los 7 minutos se adelantaron en el marcador con un gol de penalti de Kortabarria. Pero Mesa estableció el empate en el último minuto de la primera parte y, el mismo jugador, adelantó a los asturianos en el primer minuto de la continuación. Dado que el Real Madrid iba ganando en Valladolid parecía que la historia de la temporada anterior se iba a repetir. Pero en el último minuto del partido de El Molinón, Zamora aprovechó un balón suelto en el área para anotar el definitivo empate a 2 y dar a la Real Sociedad su primer título de Campeón de Liga. La alineación de la Real en este histórico partido estuvo compuesta por: Arkonada, Celayeta, Górriz, Kortabarria, Olaizola, Diego, Alonso, Zamora, Idígoras, Satrustegi y López Ufarte. En la segunda parte jugaron también José Mª Bakero y Larrañaga.

BUENA PARTICIPACION EN UEFA

 

La Real Sociedad superó por vez primera dos eliminatorias de Copa UEFA al eliminar al Ujpest Dosza (el partido de vuelta se disputó en San Mamés al estar clausurado Atotxa), y a los checos del Zbrojovka de Brno. La tercera ronda emparejó a los donostiarras con el Lokeren belga. El partido de ida concluyó con 1 a 0 a favor de los belgas y en la vuelta dos goles de Larsen adelantaron al Lokeren aunque en los últimos minutos la Real logró, por lo menos, el empate gracias a los tantos de López Ufarte y Zamora.

LA SEGUNDA LIGA

 

La Real defendía título y comenzó el Campeonato demostrándolo. En la tercera jornada se alcanzó el liderato que se iba a mantener hasta la duodécima. El partido que se presumía decisivo era el que enfrentó a F.C. Barcelona y Real en el Camp Nou. La victoria azulgrana por 2 goles a 0 pareció descartar a los realistas de la lucha por el título. Sin embargo el equipo catalán no pudo mantener su ventaja y en la penúltima jornada los realistas se encaramaron a la primera posición. En esta ocasión el partido decisivo se disputó  en Atotxa el 25 de abril de 1982 con el Athletic  como rival. Zamora adelantó en el minuto 55 a la Real y en el minuto 68 López Ufarte anotó el 2-0. Pese a que a falta de cinco minutos el Athletic recortó distancias con un gol de Sarabia el título ya estaba en manos de la Real Sociedad. La alineación de la Real en este partido estuvo formada por: Arkonada, Celayeta, Górriz, Kortabarria, E. Murillo, Diego, Alonso, Zamora, Uralde, Satrustegi y López Ufarte. En la segunda parte también jugaron Olaizola y Larrañaga.

 

La trayectoria de los realistas en Copa fue también brillante. Tras eliminar a Bilbao Athletic, Osasuna, Valladolid y Athletic los donostiarras quedaron emparejados en semifinales con el Real Madrid. Satrustegi anotó el 1-0 del partido de ida. En el partido de vuelta, un gol de Juanito en el minuto 89 dio paso a la prórroga y posteriormente a los penaltis en los que los madrileños estuvieron más acertados.

 

DEBUT EN LA COPA DE EUROPA

 

La primera participación de la Real en Copa de Europa no fue muy afortunada. Los realistas quedaron emparejados con el CSKA de Sofía. Los búlgaros se impusieron por 1 gol a 0 en el partido de ida gracias a un gol de Jontchev en el minuto 89. En la vuelta el marcador no se movió y los realistas quedaron eliminados. Además J.Mª Bakero sufrió una importante lesión.

PRIMER CAMPEON DE LA SUPERCOPA

 

En la temporada 1982-83 comenzó una nueva competición, la Supercopa, que enfrentaba a los Campeones de Copa y Liga. La Real Sociedad, como Campeón de Liga, se enfrentó al Real Madrid. El partido de ida concluyó con victoria madridista por 1 gol a 0. El partido de vuelta se disputó en Atotxa el 28 de diciembre de 1982. El tiempo reglamentario terminó con el resultado de 1 a 0 gracias a un gol de Uralde y hubo que disputar una prórroga. Dos goles más de Uralde y otro de López Ufarte dejaron el marcador en 4 a 0 y proporcionaron un nuevo título a la Real. La alineación de la Real estuvo formada por: Arkonada, Celayeta, E. Murillo, Górriz, Gajate, Diego, Larrañaga, Orbegozo, Bakero, Uralde y López Ufarte. En la segunda parte también jugaron Txiki Begiristain y Sukia.

SEMIFINALISTA DE LA COPA DE EUROPA

 

La segunda participación de la Real en la máxima competición continental fue mucho más destacada que la anterior. En primera ronda los realistas se impusieron al Vikingur islandés. En el partido de Rejkyavik los donostiarras vencieron 0-1 con gol de Satrustegi y en el de vuelta repitieron victoria, esta vez por 3 goles a 2 con dos goles de Uralde y uno de Satrustegi. La segunda ronda emparejó a la Real con el Celtic Glasgow. Los realistas vencieron en Atotxa por 2 a 0 con goles de Satrustegi y Uralde. En Glasgow la Real se adelantó con 1 gol de Uralde y aunque dos goles de McLeod dieron la victoria al Celtic por 2 a 1 la eliminatoria fue para la Real. El siguiente rival fue el campeón portugués, el Sporting Lisboa, en el partido de ida los donostiarras cayeron por 1 a 0 pero en la vuelta los goles de Larrañaga y José Mª Bakero colocaron el 2-0 en el marcador y a la Real Sociedad en semifinales. El rival era el Hamburgo, campeón alemán. El partido de ida disputado en Atotxa concluyó con empate a 1 gol gracias al tanto anotado por Gajate que igualó el marcador tras el anotado por Rolff. En la vuelta los alemanes se adelantaron con un gol de Jakobs, empató Diego para la Real pero a falta de pocos minutos un nuevo gol de Von Heesen dio la victoria y el paso a la final al Hamburgo.

LIGAS DE TRANSICION

 

Tras los dos campeonatos de Liga consecutivos las temporadas siguientes la Real bajó algo su rendimiento en Liga, moviéndose por los puestos tranquilos de la tabla pero sin conseguir la clasificación para competiciones europeas. Parecía que un ciclo se iba acabando y se produjeron relevos tanto en la Presidencia del Club como en la dirección del primer equipo. En la temporada 1983-84 Iñaki Alkiza sustituyó como Presidente a José Luis Orbegozo bajo cuyo mandato se habían logrado todos los éxitos mencionados. Un año más tarde se produjo también el relevo en el banquillo y Alberto Ormaetxea fue relevado por John Benjamín Toshack.

CAMPEONES DE COPA

 

Cuando ya parecía que la Real debía olvidarse de nuevos títulos llegó el Campeonato de Copa en la temporada 1986-87. Los realistas, que realizaron un discreto Campeonato de Liga, eliminaron en Copa a Baskonia, Montijo, Villarreal, Eibar y Mallorca Atlético, frente al que lograron una de las mayores goleadas al derrotar a los isleños por 10 goles a 1. En semifinales el rival era el Athletic y el empate a 0 de Atotxa ponía la eliminatoria cuesta arriba pero los realistas se impusieron por 1 gol a 0 en San Mamés gracias al gol de J.Mª Bakero y lograron así su pase a la final. La final de Copa se disputó el 27 de junio de 1987 en el campo zaragozano de La Romareda. El rival era el Atlético Madrid y el partido resultó muy complicado. Los realistas se adelantaron con un gol de López Ufarte pero Da Silva empató.

Nuevamente Txiki Begiristain adelantó a la Real pero Rubio puso el 2-2 en el marcador. Tras una prórroga sin goles se llegó a la tanda de penaltis donde la Real se alzó con el triunfo. La alineación del equipo entrenado por J.B. Toshack fue: Arkonada, Sagarzazu, Górriz, Dadie, Gajate, L.M. López Rekarte, Zamora, Larrañaga, López Ufarte, Txiki Begiristain y J.Mª Bakero. También jugaron Musti Mujika y Martín Begiristain. En la tanda de penaltis J.Mª Bakero, Mujika, Martín Begiristain y Larrañaga anotaron sus lanzamientos. Los fallos de Da Silva y Quique Ramos hicieron innecesario que los donostiarras lanzaran el último penalti. 

 

DOS SUBCAMPEONATOS

 

La temporada 1987-88 volvió a ser brillante. Los realistas concluyeron el Campeonato de Liga como subcampeones pese a su mal comienzo. En la cuarta jornada los realistas ocupaban la penúltima plaza pero una racha de trece partidos sin perder les llevó a la segunda posición. Sin embargo en esta ocasión la ventaja del Real Madrid era demasiado grande y los donostiarras tuvieron que conformarse con el Subcampeonato.

En la Copa los realistas eliminaron a Cartagena, Sporting Gijón y Atlético Madrid antes de enfrentarse en semifinales al Real Madrid. El partido de ida en Atotxa concluyó con la victoria donostiarra por 1 a 0 gracias al gol de J.Mª Bakero. El partido de vuelta se preveía complicado pero la Real logró una de sus más brillantes victorias al imponerse por 0 a 4 con dos goles de J.Mª Bakero, uno de Górriz y otro de Txiki Begiristain.

 

La Real volvió a disputar una final de Copa y en ella se encontró otra vez con su “bestia negra”, el F.C. Barcelona. Al igual que en 1913, 1928 y 1951 los catalanes privaron del título a nuestro equipo esta vez al imponerse por 1 a 0 con un gol de Alexanko.

DE NUEVO EN EUROPA

 

El título de Campeón de Copa obtenido en 1987 llevó a la Real a participar en la única competición continental en la que aún no había debutado: la Recopa. En la primera ronda la Real se midió al Slask Wroclaw de Polonia. En la ida, disputada en San Mamés ya que la UEFA no permitía jugar en Atotxa partidos europeos, el resultado fue de empate a 0. Pero en el partido de Polonia los donostiarras vencieron por 0 a 2 con goles de Txiki Begiristain y Loren. El segundo rival fueron los rusos del Dinamo Minsk. La UEFA ya había levantado su prohibición por lo que el partido de ida se jugó en Atotxa. El resultado fue de empate a 1 gol, con tantos de Konratiev y Gajate. El partido de vuelta terminó con empate a 0 por lo que el doble valor de los goles en campo contrario dio a los rusos la clasificación.

 

Los dos subcampeonatos de la temporada 1987-88 dieron a la Real el derecho a participar en la Copa UEFA. Los realistas se enfrentaron en primer lugar al Dukla Praga. El resultado de Atotxa fue de 2 a 1con dos goles de Loinaz. En la vuelta los checos se adelantaron por 3 a 0 pero un gol de Loren y otro de Loinaz dejaron el marcador en 3-2 y a la Real clasificada. Más cómoda resultó la segunda eliminatoria frente al Sporting Lisboa. Iturrino y Loren anotaron los goles donostiarras en la victoria por 1-2 en la ida. En la vuelta en Atotxa el marcador no se movió y la Real pasó a la tercera ronda. El rival fue el Colonia y, en la ida en Atotxa, los realistas se impusieron por 1 gol a 0 gracias al tanto de Loinaz. En el partido de vuelta en Alemania los goles de Goikoetxea y Fuentes igualaron los de Goetz y Engels y el 2-2 final dio la clasificación a la Real. Pero otro equipo alemán iba a ser el verdugo de los donostiarras, el Stuttgart. La ida en Alemania terminó con la derrota realista por 1 a 0. En la vuelta el tiempo reglamentario concluyó con el mismo resultado pero esta vez a favor de la Real gracias al gol de Zamora. La tanda de penaltis clasificó al Stuttgart para semifinales.

PROYECCION INTERNACIONAL

 

Naturalmente los éxitos deportivos de la Real provocaron que en esta década fueran numerosos los realistas llamados a la selección. Así en el Mundial de 1982 la Real aportó seis jugadores a la selección española. Posteriormente bajó un poco el número de internacionales aunque en los últimos años otra generación de realistas tomó el relevo. Los blanquiazules que fueron internacionales en esta etapa fueron los siguientes: Arkonada, Zamora, Satrustegi, Alonso, López Ufarte, Celayeta, Kortabarria, Górriz, Uralde, Diego, Idígoras, Larrañaga, López Rekarte, J.Mª Bakero y Txiki Begiristain.

FINAL DE UN CICLO

 

La temporada 1988-89 marca el final de un ciclo glorioso. Este final puede simbolizarse en la retirada al final de la temporada de dos figuras emblemáticas: Arkonada y Zamora. También se produjo el relevo en el banquillo. A falta de ocho jornadas Boronat sustituyó a J.B. Toshack al frente del equipo donostiarra.