1969 - 1979

Durante estos años la Real no sólo se consolidó en primera división sino que logró clasificarse para competiciones europeas y, lo más importante, sentó las bases para los éxitos de los 80.

PRIMEROS AÑOS DE TRANSICION

 

Las primeras temporadas de la década vieron cómo la Real se iba consolidando progresivamente en primera división, moviéndose normalmente por los puestos medios de la tabla. Pero además en estos años se va formando un equipo, mediante la presencia de jugadores veteranos con la progresiva incorporación de jóvenes procedentes del Sanse.

 

Tan sólo al comienzo de la temporada 1971-72 se pasaron apuros, que provocaron el cambio de entrenador. Ángel Segurola dejó su plaza a Andoni Elizondo, pero a partir de diciembre el equipo remontó e incluso llegó a estar muchas jornadas en puestos europeos.

PRIMERA CLASIFICACACION PARA LA UEFA

 

Hubo que esperar a la temporada 1973-74 para ver a nuestro Club finalizar la Liga en puestos europeos. Bajo la dirección de Rafa Iriondo los donostiarras no comenzaron bien el Campeonato y tras perder en Granada en el primer partido de la segunda vuelta el equipo ocupaba la decimocuarta posición. Pero desde ese momento hasta el final del Campeonato la Real realizó una gran remontada que le llevó a la cuarta posición final y  clasificarse por primera vez para una competición europea.

DEBUT EUROPEO

 

Para su debut en competiciones europeas a la Real le tocó en suerte el equipo checo Banik Ostrava. El partido de ida se disputó el 18 de noviembre de 1974 en Atotxa y los realistas no pudieron brindar a su afición un resultado positivo ya que los checos se llevaron la victoria por 1 gol a 0 gracias al gol de Micka. En el partido de vuelta disputado quince días más tarde el Banik repitió la victoria, esta vez por 4 goles a 0.

DEVUELTA A EUROPA

 

En la temporada 1974-75, esta vez bajo la dirección de Andoni Elizondo se repitió en cierta medida la historia del año anterior. Nuevamente, tras un comienzo de liga flojo, los realistas remontaron y acabaron otra vez la Liga en cuarta posición repitiendo la clasificación para la Copa UEFA.

SEGUNDA EXPERIENCIA EUROPEA

 

En esta ocasión el primer rival de la Real fue el equipo suizo del Grashopper. El partido de ida se disputó en Suiza el 16 de septiembre de 1975 y los realistas se trajeron un valioso empate a 3 goles. Se adelantaron los suizos con dos goles de Elsener y Santrac pero dos goles de Satrustegi devolvieron la igualdad al marcador. Nuevamente Bosco adelantó al Grashopper pero Luciano Murillo logró el gol del definitivo empate. El partido de vuelta en Atotxa concluyó con empate a 1 con goles de Urreisti y Santrac. La Real se clasificó para la siguiente ronda gracias al doble valor de los goles obtenidos en campo contrario.

El segundo rival de la Real Sociedad fue uno de los grandes equipos del momento, el Liverpool, que se impuso claramente en ambos partidos. En el primero disputado en Atotxa por 3 goles a 1 y en el disputado en Anfield Road por 6 a 0.

 

Como dato curioso se puede destacar que en el partido de ida disputado en Atotxa se produjo el debut de Luis Arkonada en la Real Sociedad. Por otra parte, en el equipo inglés, militaba un jugador que será en el futuro parte importante de nuestra historia: John Benjamín Toshack.

 

TEMPORADAS DE TRANSICION

 

Las temporadas 1975-76, 1976-77 y 1977-78 fueron de transición para la Real. En la primera de ellas se pasaron apuros clasificatorios que provocaron el cambio de entrenador, Irulegi sustituyó a Andoni Elizondo, pero al final de la campaña la Real se clasificó en la zona media de la tabla.

 

Las mayores alegrías para los aficionados realistas llegaron estos años en la Copa. En la temporada 1975-76 tras eliminar a Celta y Las Palmas la Real se midió en semifinales al Atlético Madrid. Los realistas perdieron por 1 gol a 0 el partido de ida en Atotxa y, dado que la vuelta concluyó con empate a 0, no se consiguió alcanzar la final de Copa. En la temporada 1977-78 la Real eliminó sucesivamente a Acero, Xérez, Toledo, Real Madrid y Valencia. La semifinal enfrentó a los donostiarras con el F.C. Barcelona de Johann Cruyff. El partido de ida disputado en Atotxa terminó con empate a 0 y en el de vuelta, aunque la Real se adelantó con un gol de Iriarte, los tantos anotados por Migueli y Rexach dieron el pase a la final a los catalanes.

FINAL ESPERANZADOR

 

La última temporada de la década fue muy esperanzadora para el futuro de nuestro Club. Bajo la dirección de Alberto Ormaetxea los donostiarras fueron el equipo que más victorias obtuvo. La clasificación final fue la cuarta plaza que devolvía de nuevo a la Real a Europa.