1º PARTIDO DE PRETEMPORADA 16/07/2011 ( Beasain ).

Beasain 0 - Real Sociedad 3

Esta Real todavía no habla francés y costará algunas semanas que se empiece a notar la mano de su nuevo entrenador, Philippe Montanier. En el estreno del normando  en el banquillo txuri urdin, los donostiarras vencieron con comodidad a un voluntarioso Beasain merced a una segunda parte en la que sí exhibieron la diferencia de categoría. No obstante, las constantes de rápida circulación, fútbol combinativo y agresividad máxima en las disputas que propugna  Montanier sólo se dejaron ver con cuentagotas durante el encuentro. Aunque la Real sí pudo conferir cierta continuidad a su fútbol con su segunda unidad, la del segundo tiempo, los tantos llegaron fruto de acciones aisladas en las que decidió la inspiración de sus protagonistas. Ifrán y Agirretxe, por partida doble, firmaron el cómodo triunfo en un duelo del que Montanier, enclavado en todo momento en la banda sin dar demasiadas instrucciones, no podrá extraer demasiadas conclusiones. Ajaccio y Toulouse serán varas de medir más fieles.

Si fuera la Dirección General de Tráfico la que tuviera que contar lo sucedido ayer diría que hubo retenciones en la operación salida, circulación (de balón) lenta y tráfico denso y pesado, como las piernas de los futbolistas.

 

                                        Mezcla en el 'once'

 



Montanier quiso jugar al despiste en su primera comparecencia futbolística. En el 'once' inicial de su estreno se decantó por una mezcla de jugadores incuestionables que parecen seguros en el estreno liguero del 21 de agosto, como Demidov, De la Bella o Llorente, y de otros futbolistas que están en pleno examen, que se juegan los garbanzos en la Real en los tres amistosos de este mes, como Toño, Ros o Iñigo Martínez.

Tan vulgar fue la Real en la primera parte que no pudo imponerse en el juego a un Beasain fogoso y crecido ante su gente en un Loinaz lleno hasta la bandera. Antes del gol de Ifrán  que abrió el marcador, sólo se registraron tres acercamientos sin demasiado veneno ydespués, el desierto. Abrió fuego Iñigo Martínez nada más empezar, cabeceando cerca del larguero un córner botado por Sarpong. Precisamente el holandés realizó un control orientado tras un gran cambio de orientación de Elustondo, pero no pudo llegar para rematar en condiciones. Y poco después, Llorente se anticipó pero cruzó demasiado tras un centro de Ifrán, que jugó por la izquierda.

El primer tanto de la 'Era Montanier' llegó en el minuto 14 y fue producto de la experiencia y el instinto de Llorente. Los fichajes tienen que llegar porque esta Real, sin ellos, es peor que la del pasado curso; pero recuperar al 'flaco' es lo mejor que le ha podido pasar al equipo este verano. Tiene gol, mil batallas y una casta inigualable que le hacen un ser extremadamente competitivo en el área. El de Hondarribia, al que todavía le falta, recogió un rechace corto, se hizo un sitio en el área entre tres rivales y aguantó lo justo para servírsela en bandeja de plata a otro jugador que esta temporada le tiene que dotar de acento uruguayo al ataque desde el inicio, Diego Ifrán, que marcó a placer.

Esa primera mitad murió entre bostezos y algún meritorio acercamiento de los locales. Lo mejor estaba por llegar.

                      Agirretxe, bigoleador

 



Montanier cambió totalmente su equipo, lo mismo que Iker Lasa, preparador vagonero. Y los 20 primeros minutos de la segunda parte fueron lo único rescatable de este 'bolo' plomizo que tiene el barniz de lo histórico por aquello de inaugurar una nueva época en la Real, con una firma francesa que todavía no se atisba.

Illarramendi repartió criterio por delante de la defensa y tiró del cuadro blanquiazul hasta convertirle en amo y señor. Combinó bien con el 'reseteado' Zurutuza, que ha vuelto como nuevo de las vacaciones, y con un Xabi Prieto que marca las diferencias sin llegar ni siquiera a su 50%. Para perpetrar la goleada, el ingrediente que faltaba fue el hambre de un Agirretxe para elque no existen los amistosos. Cada agujero es trinchera para un goleador sin apenas lugar para expresarse.

Primero avisó el Beasain con un disparo de Orue; pero luego barrió la Real. Agirretxe pudo penetrar merced a dos autopases llenos de fe y provocó un córner de la nada. El  gol, tras cabecear a la perfección el preciso envío de Sutil, fue el premio a su constancia. Sólo ocho minutos después, de nuevo con la testa, convirtió en gol una asistencia 'marca de la casa' de Prieto desde la derecha. Esa rosca 'a lo De Pedro' que ha desarrollado el donostiarra desde hace dos años promete nuevas alegrías.

Lo malo es que a partir de ahí hubo un nuevo apagón en las filas realistas -la única luz la puso el debutante de 17 años Iker Hernández - y el partido se fue encanallando con las lesiones de los jugadores del Beasain Dorronsoro y Olaizola, ésta más grave. Triste epílogo para un gris encuentro que inaugura una muy ilusionante nueva era con Montanier -que tiene mucho curro- como general

DATOS DEL PARTIDO:

 

Beasain  0 : Txusta; Urki, Imaz, Ander, Arregi; Imanol, Jon Iglesias, Kristian,
Iker; Juto y Aratz.
Real Sociedad  3 : Toño Ramíerez; Estrada, Demidov, Iñigo
Martínez, De la Bella; Elustondo, Ros, Aranburu; Sarpong, Llorente y
Ifrán.
Goles: 0-1, m. 14: Ifrán, de tiro raso a pase de Llorente. 0-2, m. 58:
Agirretxe. 0-3, m. 74. Agirretxe 
Árbitro: Andoni Labaka.
Incidencias: unos mil
espectadores en el campo de Loinaz, en Beasain.