PARTIDO DEL CENTENARIO REAL SOCIEDAD - REAL MADRID 15/08/2009

 

Anoeta volvió a lucir sus mejores

galas en el día grande del

centenario txuri urdin

 

 

El Real Madrid venció 0-2 a la Real con goles de Benzemá y Sneijder. Xabi Alonso fue ovacionado en su vuelta a casa. La Ertzantza disolvió con material antidisturbios la Kalejira con la que miles de seguidores txuri urdin se dirigían a Anoeta.

Hoy lo de menos era lo que ocurriera durante el partido. Era uno de los días grandes de la historia de la Real, puesto que con motivo del centenerio txuri urdin el Real Madrid rendía visita al estadio de Anoeta, que volvió a vestir sus mejores galas.

A ratos recordó aquellas noches mágicas de fútbol en primera división, en las que las cabinas de prensa del estadio estaban repletas, las gradas rebosaban de pasión txuri urdin y sobre el cesped dos grandes equipos libraban una batalla en busca del triunfo y la gloria. Esta noche era una de las más esperadas por muchos aficionados de la Real.

Kalejira disuelta con material antidisturbios

Como en muchas otras ocasiones Radio Donosti tampoco se quiso perder este día, y desde primera hora de la tarde palpó en la parte vieja el ambiente previo a un partido histórico. Buen ambiente y gritos de apoyo a la Real Sociedad iban calentando lo que después se viviría en Anoeta.

Antes, llegaría la nota triste de la tarde. El club donostiarra con motivo del partido había organizado una Kalejira para que los seguidores blanquiazules pudieran ir vitoreando a su equipo hasta el estadio, tal y como se ha hecho en numerosas ocasiones. La marcha se desarrollaba en tono completamente festivo, con miles de seguidores participando en ella a los que acompañaban muchos viandantes que aplaudían desde las aceras, hasta que a la altura de la plaza centenario la Ertzantza irrumpía por la parte trasera de la Kalejira y la disolvía con material antidisturbios, puesto que varias personas habían irrumpido con carteles de lemas no autorizados. Se vivieron momentos de gran tensión ya que los miles de seguidores, entre los que había gente de todas las edades, salieron en estampida huyendo de la carga.

Anoeta lució sus mejores galas

Una vez dentro del estadio, los más de 25.000 seguidores realistas que se dieron cita esperaban con ansia el inicio del partido. La presentación de la primera plantilla, una tamborrada y la interpretación del himno del centenario amenizaron la espera.

La gradas, más pobladas que nunca, aplaudieron a rabiar a sus ídolos cuando eran presentados. Carlos Bueno, que firmará el lunes, se presentó con el equipo, tras recibir ayer el permiso por parte del Peñarol, por lo que los aficionados también pudieron aplaudirle, aunque luego no participó en el partido. Tras la presentación, la tamborrada de la Unión Artesana desfiló por la pista de atletismo. Seguido, las cuatro voces del himno del centenario, Andoni Egaña, Mikel Erentxun, Ines (Gose), y uno de los hermanos Gozategi, han irrumpido en el cesped para entonarlo por primera vez ante toda la parroquia de Anoeta.

Onces iniciales de gala

Los dos onces iniciales saltaron al cesped ante el despliegue de un precioso tiffo en el fondo sur y un mosaico en todo el estadio. A pesar de ser un partido de pretemporada, la ocasión merecía que ambos equipos sacaran sus onces de gala. Así, la Real formó con Bravo en portería, Dani Estrada, Ansotegi, Labaka y De la Bella como defensas; Rivas y Elustondo en el doble pivote; línea de tres por delante para Xabi Prieto por la derecha, Zurutuza por el centro y Johnatan Estrada por la izquierda, y arriba Agirretxe.

Por su parte, Manuel Pellegrini alineó a Iker Casillas en la portería; Torres, Garay, Albiol y Drenthe en defensa; Xabi Alonso y Guti en el eje central; Kaká, Cristiano Ronaldo y Raul justo por delante y Benzemá en punta.

Primera parte igualada

Aunque desde el inicio del encuentro el partido se antojaba iba a ser bastante relajado, la Real apretó para que el Real Madrid tuviera que sacar todo lo que tenía dentro de sí. El buen hacer de Rivas y Elustondo, y la garra de Zurutuza pusieron en algún aprieto a los blancos, que tuvieron que aplicarse en defensa. Xabi Alonso y Guti se tuvieron que emplear a fondo durante la primera media hora para hacerse con la manija del partido.

Apenas había ocasiones de gol por ninguna de las dos partes. El Real Madrid trataba de llegar al toque a la frontal del área de la Real, para luego buscar tiros con potencia por mediación de Kaká, Cristiano Ronaldo, Benzemá o el propio Xabi Alonso. La mejor oportunidad de esta primera parte la tuvo Agirretxe pero su cabezazo dentro del área se fue fuera. Pocos minutos después, Cristiano Ronaldo no acertó en boca de gol y su remate se marchó desviado. Un posible penalty de Garay sobre Ansotegui cerró la primera parte.

Segunda parte sosa

La segunda parte fue otra cosa. Zurutuza estuvo, de nuevo, a punto de abrir el marcador con un cabezazó a la salida de un corner. Sin embargo, una jugada más tarde, Benzemá ponía el 0-1, tras aprovechar el rechace de una falta lanzada por Cristiano Ronaldo. Bravo vio como la pelota le botaba delante, ante lo que no pudo sino despejar según le llegaba, con tan mala suerte que Benzemá aprovechó un error de la defensa txuri urdin para poner la pierna y abrir el marcador.

A partir de ese momento el juego decayó por ambos bandos y comenzaron a sucederse los habituales carruseles de cambios. Ros entró en sustitución de Zurutuza nada más marcar el gol el Real Madrid, que ya había hecho su primer cambio en el descanso. Pellegrini dejó en la ducha a Torres para dar entrada al recién fichado Arbeloa. Después, mediado el primer cuarto de hora del segundo tiempo Griezman y Nsue entraron en el terreno de juego sustituyendo a a Johnatan Estrada y Elustondo. Mientras, en el bando del Real Madrid el entrenador no tardó en quitar a Raul, Kaká y Cristiano Ronaldo para dar entrada a Higuaín, Granero y Robben.

Ovación a Xabi Alonso

Con tanto cambio el partido perdió todo su interés. A pesar de ir perdiendo el públíco, que había ido a pasárselo en grande y a celebrar una efeméride como el centenario de la Real, comenzó a hacer la ola, mientras sobre el terreno de juego apenas había nada que resaltar.

En el minuto 32 de la segunda parte llegaría otro de los momentos estelares. El técnico merengue, Manuel Pellegrini, decidió sustituir a Xabi Alonso, que salió del terreno de juego en medio de una gran ovación, en un cambio en el que también fue sustituido Guti -éste ya no tan ovacionado- y en el que entraron Seneijder y Pepe. La Real efectuó también sus dos últimas sustituciones: Rivas y Prieto dejaron su hueco a Sergio y Markel.

Un golazo de falta de Sneijder en el minuto 90 cerró un partido del que apenas se pueden extraer conclusiones.

Fin de fiesta multicolor

Tras el encuentro la Real Sociedad cerró su particular fiesta con un espectáculo de luz y sonido en el que se pudieron ver fuegos artificiales, vengalas y la interpretación por parte de la soprano donostiarra Amaia Arberas del Zorionak zuri y del himno de la Real.